sábado, 25 de junio de 2016

CRISTIANISMO Y EXISTENCIALISMO

  
 1.                  Introducción
Vivimos en un mundo en donde las corrientes filosóficas y religiosas abundan por todas partes. Todos quieren darnos una explicación adecuada a la vida, y un sentido para la misma.
Sin embargo tanto concepto e ideas la mayoría de veces no arranca de nosotros aquella angustia de sentirse vivo, y no saber para qué,  esa angustia de tener que tomar dediciones en donde las filosofías aprendidas anteriormente no nos brindan la paz que necesitamos para decidir y ser.
 
Es en ese momento en el que nos guste o no somos consientes de que existimos, de que somos, de que tenemos y estamos en un momento solamente la historia y nosotros. Existimos.
Como cristianos seguidores de nuestro Señor Jesucristo estamos también llenos de ideologías  las cuales otorgándoles la autoridad de Palabra de Dios deben, o deberían ser nuestro soporte en cualquier situación existencial, sin embargo, la vida nos lleva por caminos insospechados, en los que todo el conocimiento bíblico o teológico no sirve de mucho para aliviar el dolor, y como habíamos dicho antes la angustia existencial.  Por tanto no nos queda más que como decía Kierkergaard, dar un salto de fe en la oscuridad[1], una decisión, una elección existencial.
En este ensayo, trataremos de explicar de la manera que nos es posible en qué consiste el existencialismo, pasando por el existencialismo clásico hasta el contemporáneo,  haremos un recorrido entre los principales exponentes de esta rama filosófica, meditaremos en que si el existencialismo puede ser parte de la vida cristiana, y daremos nuestras conclusiones al respecto.

2.- ¿Qué es el existencialismo?
            Sabemos que desde que se integró la palabra existencialismo al lenguaje de la filosofía ha sido siempre muy difícil explicarlo.  Pero vamos a tratar de hacer lo mejor posible para abordar los principales puntos de interés sobre el tema.
            El existencialismo es una corriente que nace en Alemania pero de ahí se expande a toda Europa, y nace en una época muy convulsionada, dice Dellutri  en su libro la aventura del pensamiento: “El avance tecnológico del que se esperaba la felicidad, mostró su rostro más oscuro. La capacidad destructiva del hombre del hombre exteriorizó todo su horror. Los pueblos más cultos y desarrollados, de los que se esperaba cultura y equilibrio, se comportaron con la misma barbarie de los pueblos primitivos con la única diferencia, que justificaban sus actos escudándose en complejas ideologías. El hombre estaba en crisis. ¿Dónde había quedado el superhombre de Nietzsche, la moral racional de Kant o el progreso de Comté”.[2]
            Sin embargo el existencialismo como tal había aparecido algún tiempo antes con Kierkergaard de quien trataremos más adelante. Por ahora vamos a tratar de explicar cuales son los asuntos claves de este punto de vista filosófico.
            Existencialismo deriva de la palabra latina Existere, lo que está ahí, de existentia, lo que es; de exsistit, lo que está afuera. En todo caso Existencia es comparable a realidad.
Toda la filosofía  anterior estaba centrada en buscar la esencia de las cosas, algo invariable, algo que no cambien de individuo en individuo. Y es precisamente a este modo de hacer filosofía que reacciona el existencialismo. Afirmando que el ser humano es un ser arrojado al mundo, despojado de todo su sistema de creencias y valores, y comienzan a pensar que lo único cierto, la única realidad es la del ser frente a su momento histórico, y la de la libertad.
De esta manera el hombre no es más que su existencia, o como diría Satre la existencia define su esencia, es decir el hombre es el producto de sus acciones, es aquí en donde podríamos comenzar la discrepancia entre teólogos reformados y los que no lo son, pues para la teología reformada, el ser humano tiene que cambiar su esencia para poder cambiar su existencia, concepto muy diferente a la posición existencialista, no siendo así para una posición Arminiana por ejemplo en donde es la decisión del ser humano la que determina su esencia.
Para los existencialistas se juegan varios temas en sus puntos de vista filosóficos, como la libertad, la angustia de estar vivo, es decir el no hallar un sentido a la vida.  Todos ellos temas también tratados en la Teología.
Dejaremos las reflexiones sobre la teología para el final de este ensayo, por ahora vamos a dedicarnos a dar una simple mirada a la historia de la filosofía existencialista.

3.1. Soren Kierkergard
El 5 de Mayo de 1813, nace Soren Kierkergard quien fuera considerado como el Padre del existencialismo. Se caracterizó por su rechazo radical a la filosofía hegeliana, y  al protestantismo Luterano.
Estudió teología y filosofía en la Universidad de Copenhague (1830), donde conoció a fondo la filosofía hegeliana, contra la que reaccionó con apasionamiento, en la Universidad abandonó el protestantismo luterano y durante un tiempo llevó una extravagante vida social, con situaciones conflictivas y atormentadas.
A los 17 años se comprometió en matrimonio pero tras romper ese compromiso se dedicó a la vida literaria, y produjo en ese período más de veinte obras, en donde aborda temas religiosos por eso es considerado el principal existencialista cristiano  o en su caso que utilizó a la religión en su filosofía.
En sus primeros trabajos, Kierkegaard dice que hay dos tipos de vida, que llama estético y ético; más tarde, cuando ha madurado su teoría, son tres los estadios fundamentales de la vida que marcan las esferas de existencia en lo individual: el estético, el ético y el religioso.
“El hombre está hecho de partes diversas y opuestas, es una síntesis de cuerpo y espíritu, de temporal y eterno, de finito e infinito, de necesidad y libertad”[3], sostiene.
En sus últimos “Trabajos y Estudios en el camino de la vida” (1845), Kierkegaard percibe en el sometimiento al deber una pérdida de responsabilidad individual y propone el nivel religioso, en el que se somete a la voluntad de Dios, pero al hacerlo encuentra la auténtica libertad.

3.2. Friedrich Nietzsche
            Este es uno de los más conflictivos existencialistas, ya que alteró la fe religiosa de Kierkergaar por un ateísmo y una lucha en contra de la fe cristiana  sin precedentes, lo cual lo podemos observar en su libro, “El Anticristo”. Nietche haciendo énfasis como los demás solamente en la realidad de lo que existe,  hablaba del amor como un anti valor y tenía una famosa frase en laque decía “Dios ha muerto” y luego “sucumbió a su compasión por los hombres”.[4]
            Otro de los factores muy importantes en la filosofía de Nietzsche, es precisamente la búsqueda del superhombre. Un ser ausente de compasión y caracterizado por la libertad  de elección sin ningún precedente moral.

3.3. Martin Heiddeger
            Heidegger, al igual que  Kierkegaard, reaccionó contra el intento de fundamentar la filosofía sobre una base conclusiva racionalista, en este caso la fenomenología del filósofo alemán Edmund Husserl. Heidegger, autor de una de las obras más representativas del existencialismo, El ser y el tiempo (1927), afirmó que la humanidad se encuentra en un mundo incomprensible e indiferente. Los seres humanos no pueden esperar comprender por qué están aquí; en su lugar, cada individuo ha de elegir una meta y seguirla con apasionada convicción, consciente de la certidumbre de la muerte y del sinsentido último de la vida propia. Heidegger contribuyó al pensamiento existencialista al poner el énfasis en el ser y la ontología tanto como en el lenguaje[5].

3.3. Jean Paul Sartre
Es el filosofo más influyente con respecto al existencialismo, y como referencia  fue el primero que utilizó el término “existencialismo”.
Sartre argumentaba que el ser humano necesita una base racional para conseguirla, pero también afirma que esto es imposible, por esto se refiere a la existencia como una ”pasión inútil”
Sin embargo siempre hizo énfasis en que el existencialismo en un humanismo, e intento relacionar sus ideas con una especia de sistema marxista para su tiempo.
Sartre es también sin duda uno de los tantos que intentaron  explicar su filosofía por medio de la literatura y de novelas clásicas como “La nausea”.
Posteriormente haremos un pequeño resumen de los que consideramos los más relevantes autores novelistas y existencialistas de nuestro tiempo.

3.4. El existencialismo y la literatura
En la historia del existencialismo grandes de sus representantes han sido novelistas y han intentado explicar el absurdo de la vida, por medio de historias y de cuantos literarios. La mayor parte de estos autores han sido ateos, con algunas excepciones como León Tolstoi uno de los grandes autores de la historia.   
Muchos de ellos son: Franz Kafka, Albert Camus, Fiódor Dostoievski, entre otros.


4.  ¿Puede el existencialismo ser cristiano?
            En vista de todos los temas que se tratan en el existencialismo, como son, la angustia, la libertad, el dolor, la responsabilidad, y la búsqueda de sentido,  este obviamente que tiene algo que decir al respecto.
A pesar de que el pensamiento existencialista engloba el ateísmo absoluto de Nietzsche y Sartre y el agnosticismo de Heidegger, su origen en las meditaciones religiosas de Kierkegaard hizo presagiar su gran influencia en la teología del siglo XX. El filósofo alemán Karl Jaspers, aunque rechazó las doctrinas religiosas ortodoxas, influyó en la teología moderna con su preocupación por la trascendencia y los límites de la experiencia humana. Los teólogos protestantes alemanes Paul Johannes Tillich y Rudolf Bultmann, el teólogo católico francés Gabriel Marcel, el filósofo ruso Nikolái Alexándrovich Berdiáiev y el filósofo judío Martin Buber heredaron muchas de las inquietudes de Kierkegaard, en particular respecto a la creencia de que un sentido personal de la autenticidad y del compromiso resulta esencial para la fe religiosa.

5. Cristianismo y existencialismo

            Cuando pensamos en nuestra fe cristiana, descubrimos en algún momento que nos encontramos solos con nuestro momento en la historia, y descubrimos que tenemos la libertad de decidir el momento siguiente.  Y esa decisión podría afectar nuestro futuro, y aunque a muchos teólogos reformados les desagrada el concepto, pero esa decisión podría cambiar nuestra esencia, es decir creemos que es la existencia es lo que define la esencia.
            Esto incluye la decisión por Cristo, la que definitivamente afectará nuestra ecensia como seres humanos. El punto de vista que más se acerca a la corriente existencialista en el cristianismo sería el punto de vista Arminiano.   

6.  Conclución
            La Filosofía existencialista ha sido por siempre afrontada desde los dos lados de la fe, el ateo y el cristiano, en este ensayo solo hemos querido dar una explicación sobre este punto de vista filosófico y presentar para la reflexión los puntos clave en los que como cristianos deberíamos reflexionar. 

2.                  Bibliografía:

·                     Nueva Biblia de Jerusalén.  Bilbao. Editorial Descleé 1998
·                     Barth, Karl. Esbozo de dogmática. España. Editorial Sal Terrae. 1947
·                     Dellutri Salvador. La aventura del pensamiento. Miami. Editorial Unilit. 2002
·                     Kierkergaar Soren. Diario de un seductor. En formato pdf. El Aleph. 2000
·                     Nietzsche, Federico. El Anticristo. En formato pdf.  Proyecto Espartaco 2000
·                     Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
·                     Hipona de, Agustín. Confesiones, en formato pdf.  Chile.  Ediciones electrónicas
              El Trauco. 2000








[1] Dellutri, Salvador  La Aventura del pensamiento, pag 256
[2] Dellutri, Salvador  La Aventura del pensamiento, pag 183
[3] Kierkergaard Soren, Diario de un seductor, Pag 15
[4] Nietzsche Federico, El Anticristo, Pag 6
[5] "Existencialismo." Microsoft® Student 2008 [DVD]. Microsoft Corporation, 2007.

4 comentarios:

  1. Me gustó un poco tu acercamiento, pero me parece que aportaría mucho el libro de Eclesiastes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer el ensayo. Si en realidad Eclesiastés tiene mucho que decir sobre el tema.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar