domingo, 26 de junio de 2016

Prédica - No eres fruto de la casualidad - Romanos 11:36


Introducción
¿Por qué estoy aquí en este momento? ¿Por qué nací en esta familia? ¿Por qué tengo este color de piel? ¿Por qué tengo esta enfermedad?
Son preguntas que todos nos hemos hecho en algún momento de nuestras vidas.  Hay momentos incluso en los que podemos pensar que nuestra vida fue un accidente.
Cuando se habla de la planificación familiar, hay padres que dicen: este hijo fue planificado y este no. Pero en los planes de Dios nada es un accidente, todo es planificado. Puede ser que nuestros padres no nos planificaron pero Dios si nos planificó
Vamos a hablar de lo que la Biblia dice de quienes somos nosotros en Dios:
Rom 11:36  Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.

1.- Eres una obra de arte de Dios
“Porque todas las cosas proceden de él…”
Gen 1:1  Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.

La Biblia nos dice que Dios es el creador de todas las cosas que existen, No hay nada que no haya sido creado por Dios. Incluso las cosas que como seres humanos creamos parten de las cosas que Dios ya creó.  Esto nos incluye a cada uno de nosotros, somos fruto de la mente creadora de Dios.

Cuando creó todas las cosas al llegar al ser humano se detuvo un poco más y dice la Biblia que a diferencia de toda la creación Dios hizo al ser humano a su imagen y semejanza. El ser humano era tan especial en la creación que Dios puso todas las cosas en sus manos para que las administrara.

La creación misma fue hecha para el ser humano. Existe algo que los científicos llaman el principio antrópico. Esto es que todas las leyes físicas tienen los valores exactos para que el universo pueda sustentar la vida del ser humano. Ejemplo: gravedad, posición de la tierra, del sol, la luna, el oxígeno etc.

No somos fruto de la casualidad Dios nos creó a cada uno de nosotros

Salmo 139:13  Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre.
139:14  ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!
139:15  Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.
139:16  Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.

El Salmista dice: “te alabo porque soy una creación admirable”.  Pero nosotros muchas veces no estamos conformes con como somos. La sociedad muchas veces nos vende estándares de belleza, pero en los estándares de Dios todos somos hermosos así como Dios nos hizo.
Cuando usted vuelva a mirarse al espejo ya no mire lo que la sociedad le dice mire sino que mire lo que Dios dice que mire.

2.- Eres objeto del amor de Dios
“…y existen por él…”
1Juan 4:10  En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados.

Dios pensó en nosotros y nos amó mucho antes de que nosotros lo conociéramos siquiera. “Dios nos hizo para poder amarnos”. Aún a pesar de que muchas veces nosotros mismos no podemos amarnos por nuestros defectos o nuestros errores, pero es increíble que Dios nos ama tal cual somos.
De eso se trata el cristianismo, a diferencia de otras religiones la Biblia nos enseña que nosotros no podemos ganarnos el amor de Dios. No podemos hacer cosas para que Dios nos ame más o nos ame menos. Nuestras obras son porque Dios nos ama y no para que nos ame. Eso es la gracia de Dios. Y el amor de Dios se manifestó de manera perfecta en la vida y la obra de Jesús
Rom 5:8  Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.
Esto es el Evangelio, que aunque Dios es amor también es justicia, y su justicia obliga a que el pecador reciba el castigo de su pecado. Pero al mismo tiempo Dios amó al mundo de tal manera que envió a Jesús para que muera por nosotros en la cruz
“Si en algún momento nos es difícil amarnos a nosotros mismos,  miremos la cruz”
Cuando comprendemos que cada uno de nosotros somos objetos del amor de Dios se nos hace más fácil amar a los demás, porque como puedo no amar a alguien a quien Dios ama y por quien Jesús murió. Recuerde a aquella persona que le hace la vida imposible y piense que Jesús también le ama y también entregó su vida por esa persona.

3.- Eres parte del propósito de Dios
“…y para él…”
Dios nos ha creado a cada uno de nosotros con un propósito:
Rom 8:28  Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.
Rom 8:29  Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
Rom 8:30  A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.

Si bien es cierto fuimos creados a imagen y semejanza de Dios lastimosamente esto se ve afectada por causa de nuestros pecados. Nuestros pecados no nos permiten hacer visible esa imagen y semejanza de Dios.  

Dios nos creó para algún día darnos una vida de gloria pero para eso se necesita ser transformados a la imagen de Cristo  es decir restaurar la imagen y semejanza de Dios.  Y Jesús nos mostró cómo es la verdadera imagen y semejanza de Dios. Por eso el propósito de nuestra  vida debe ser imitar a Cristo.

Este año en la Iglesia Puentede amor, nosotros le hemos llamado el año del crecimiento porque de eso se trata el crecimiento buscar cada día ser más como Jesús. Y siempre entre nuestros propósitos de año nuevo ese debe ser ese el primero.

A veces nos ponemos buenos propósitos como: Hacer ejercicio, bajar de peso, comer mejor etc. Pero Dios está más interesado en cambiar nuestro carácter más que en bajar nuestra barriga. Dios está más interesado en las cosas que hay en nuestro corazón más que en las cosas que comemos. El está más interesado en que nos parezcamos más a Jesús que a algún actor de TV.

Esto lo podemos hacer solamente por medio de adquirir hábitos espirituales. Lectura de la Biblia, oración, compañerismo Etc.

Isa 55:8  «Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos —afirma el SEÑOR—.
Isa 55:9  Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!
Isa 55:10  Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo, y no vuelven allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar para que dé semilla al que siembra y pan al que come,
Isa 55:11  así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos.

Muchas veces hacemos planes en la vida pensando solo en nosotros, en lo que nos conviene pero eso no es vivir de acuerdo a los propósitos de Dios. Por eso es que  muchas veces nos enojamos con Dios cuando las cosas no salen como nosotros queremos. Pero:
“enfocarnos en nosotros mismos nunca podrá revelarnos el propósito de nuestra vida”  (Rick Warren)
La vida consiste en permitir que Dios nos use a nosotros, y no tratar de usar a Dios para nuestros propósitos.
Efesios  2:10  Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.

Tratemos de vivir para aquello que Dios nos creó

Conclusión
Rom 11:36  Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.
Cuando comprendemos estas tres verdades en nuestra vida será mucho más fácil dar la Gloria de todo a Dios, en medio de todas las circunstancias.  

Hay cosas que nosotros pensamos que pasan por accidente, a veces nuestra propia vida pensamos que solo fue un accidente pero la Biblia nos muestra que para Dios nada es un accidente . Dios todo lo ha planificado. Somos una obra de arte de Dios creados para ser amados por él y para dejar que él cumpla su propósito en nosotros. 




2 comentarios: