martes, 6 de septiembre de 2016

CURSO DE ROMANOS - LECCION 12 - LA JUSTIFICACIÓN

4.- Justificación: La provisión de la justicia de Dios (Ro 3:21-5:21)

Solo luego de haber diagnosticado la enfermedad se puede hablar de la cura. Eso es lo que el apóstol procede a hacer en esta sección.


4.1.- La fuente de la justicia (Ro 3:21-31)

4.1.1.- Cristo la fuente de la justificación

3:21  Pero ahora, sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas.
3:22  Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción,
3:23  pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,
3:24  pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.
3:25  Dios lo ofreció como un sacrificio de expiación que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados;
3:26  pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús.


Este pasaje del 21 al 26 por muchos estudiosos es considerado doctrinalmente el centro de
toda la carta. Ya que aquí Pablo comienza su explicación a profundidades de algunas verdades ya anunciadas en 1:17
Algunos también ve en el versículo 21-24 un paralelo con el conocido Juan 3:16.

Porque / Pero ahora
Tanto amó Dios al mundo/ Sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas.
 Que dio a su Hijo unigénito / justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo

Para que todo el que cree/ a todos los que creen. De hecho, no hay distinción
No se pierda, sino que tenga vida eterna / por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.

En definitiva esto nos muestra que estos pasajes resumen de buena manera el mensaje del Evangelio y de la Biblia entera.

“Pero ahora”

Con estas palabras Pablo comienza una nueva sección que expresa la realidad de que una nueva era ha llegado. Ahora existe algo que no ha sido revelado en tiempos anteriores. Esto no quiere decir que la humanidad antes de Cristo no podía disfrutar de los beneficios de su muerte. Sino que simplemente ahora se ha manifestado claramente.

“sin la mediación de la ley se ha manifestado la justicia de Dios”

Nuevamente se toma como punto central el tema de la Ley. La idea aquí es lo que Pablo ya ha dejado claro en varias ocasiones. Por medio de la ley nadie puede ser justificado delante de Dios.
Sin la mediación de la ley en nuestro tiempo también podríamos interpretarlo como, sin la mediación de nada más, ni buenas obras, ni sacrificios etc.

Pregunta de aplicación:

¿Alguna vez hemos pensado que nuestras buenas obras, servicio, o alguna otra cosa nos puede servir como mediación en nuestra justicia?

“de la que dan testimonio la ley y los profetas”
Aquí Pablo nuevamente crea un vínculo con el Antiguo Testamento haciendo énfasis en que el argumento que está elaborando ya estaba revelado desde el Antiguo Testamento. Aún cuando no estaba claramente visible el tema del sacrificio de Jesús ya se lo podía ver por medio de la fe.


“Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo”
Este aspecto de la justicia de Dios que es imputada a los que creen en Cristo Pablo lo va a profundizar más adelante.
Lo aquí podemos adelantar es que esta justicia de Dios que ha sido manifestada  en Jesucristo, ah sido manifestada una sola vez históricamente en Jesús. Pero se la revela continuamente cada vez que predicamos a Cristo.  Por eso es que nos llega por medio de la fe en el.
Esta idea la repite en el verso  26:
“pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús”

También en 1:17 hablamos más sobre el tema de la fe.

  “a todos los que creen. De hecho, no hay distinción”
Esta es una expresión de la universalidad del evangelio. “a todos los que creen” significa que la posibilidad de obtener la justicia de Dios está al alcance de todos. “no hay distinción” es un golpe nuevamente ante el amor nacionalista del pueblo del Israel.

“pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios”
La realidad de que todo han pecado Pablo ya lo ha dejado claro en su argumento desde al capítulo 1. Pero aquí nos muestra una de las consecuencias del pecado y es: “estar privado de la gloria de Dios”.
Este es un texto que debemos analizarlo detenidamente ya que puede prestarse a algunas interpretaciones.  Lo primero que debemos tener en cuenta es el término jutereo que la NVI traduce como “privados” literalmente significa “destituidos” como lo traduce la RV y hace referencia a la degradación de un rango militar. Y también  doxa que se traduce como gloria. Aunque en otras ocasiones puede referirse a la verdadera alabanza a Dios. De aquí se puede tener 3 diferentes interpretaciones:

a)    Somos destituidos de la verdadera alabanza a Dios. Perdimos el privilegio de tener una vida de adoración sincera.
b)    Somos destituidos  de aquella gloria inicial con la que fuimos creados, ya que al decir que fuimos creados a la imagen y semejanza de Dios implica que de alguna manera éramos partícipes de la Gloria de Dios. Pero con el pecado fuimos destituidos, bajados de rango.  (1 Corintios 11:7)
c)     Para muchos estudiosos la Gloria de Dios es una imagen del Espíritu Santo. Y decir que fuimos destituidos de su gloria implica en que perdimos el Espíritu Santo.
Al analizar este tema podemos darnos cuenta que hay algo de las tres posiciones en la verdad bíblica.

“pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó, Dios lo ofreció como un sacrificio de expiación“

Este pasaje es muy importante para la doctrina cristiana ya que nos encontramos con tres términos que se los debe analizar por separado: justificación, redención, y expiación.

a)    Justificación.- Es la figura jurídica en la que se declara como justa a una persona delante de un tribunal. Dentro de la doctrina cristiana la justificación se refiere al hecho de que por medio del sacrificio de Cristo Dios nos declara justos. No por nuestra justicia sino por la fe en Cristo.   Justificación no significa que ya comenzamos a vivir como justos. Esto tiene que ver más bien con la redención, regeneración y santificación.  Cosas que están relacionadas pero no son lo mismo.
b)    Redención.- viene del griego apolytrosis que significa la compra de un esclavo. Se refiere al hecho de que Jesús  en su sacrificio en la cruz nos compró para él. Y al hacernos parte de él por obvias razones nos “regenera” lo que significa un nuevo nacimiento. Una nueva vida solamente posible en Cristo. De ahí en adelante comienza el proceso de parecernos más a Jesús, es decir de vivir como justos. Pero a esto lo llamamos “santificación”.
c)    Expiación.- Aquí tenemos que aclarar que la traducción NVI no es literal ya que el término es  hilasterion que literalmente significa “propiciación” como lo traduce la RV. Y quiere decir “aplacar la ira”. Y era un concepto usado por las religiones paganas en las que se ofrecía sacrificios para aplacar la ira de los dioses. Esto para muchos cristianos puede sonar escandaloso ya que no se imaginan a un Dios airado como los de las demás naciones. Y piensan que Pablo usa este término solamente por compararlo   con el Antiguo Testamento en donde el propiciatorio era la parte superior del arca del pacto en donde se derramaba la sangre de los sacrificios. 

Exo 25:22  Yo me reuniré allí contigo en medio de los dos querubines que están sobre el arca del pacto. Desde la parte superior del propiciatorio te daré todas las instrucciones que habrás de comunicarles a los israelitas.

Sin embargo debemos reconocer que el concepto de aplacar la ira de Dios no es anti-bíblico ni similar al de las naciones paganas. Ya que el tema de la ira de Dios manifestándose sobre la humanidad ya lo analizamos en el capítulo 1. Además en las naciones paganas cuando se tenía que aplacar la ira de los dioses se lo hacía por medio de sacrificios incluso humanos  más en la fe cristiana la única forma aplacar la ira de Dios sobre el pecado fue por el sacrificio de Jesús no por ningún mérito humano.
No podemos hablar de un Dios justo y santo que no manifieste una ira santa por el pecado.
Esto aspectos que hemos analizado: justificación, redención, regeneración, santificación y propiciación son producto de la gracia de Dios. Es decir él tuvo la iniciativa en todo esto. Por su amor. Y todos ocurren simultáneamente. Con excepción de la santificación que es un proceso que dura toda la vida.  

“que se recibe por la fe en su sangre”
Este versículo es muy importante ya que nos muestra que todo esto tiene como punto de partida la fe. “Fe en su sangre” es una expresión simbólica para referirse a la confianza en el sacrificio de Cristo en la Cruz. Este texto nos lleva a cuestionarnos la posición reformada que afirma que antes de que el ser humano pueda creer tiene que ser redimido y regenerado.  

“para así demostrar su justicia” Esto es muy importante. Dios muestra su justicia por medio del sacrificio de Jesús.  Porque cualquiera podría preguntarse ¿Cómo es un Dios justo si perdona y no castiga al culpable?
Dice la Biblia

 Pro 17:15  Absolver al culpable y condenar al inocente son dos cosas que el SEÑOR aborrece.

Sin embargo Dios muestra su justicia ya que no solamente perdona el pecado sino que también se efectuó el castigo correspondiente sobre Jesús.

Este concepto vuelve al cristianismo más lógico con respecto al ser de Dios de lo que otras religiones quieren argumentar.  Por ejemplo en la fe musulmana que también creen en la salvación por la gracia de Dios. Sin embargo afirman que para ser justificados delante de Dios solo debe implorar su perdón por medio de todos sus rituales. Pero como ya mencionamos el concepto de un Dios justo que no castigue el pecado no es muy lógico ni consecuente con el concepto de Justicia.  



Hugo Vásquez

Sígueme:

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario