martes, 15 de noviembre de 2016

CURSO DE DOCTRINA BÍBLICA - LECCIÓN 3 - LA EXISTENCIA DE DIOS Y SUS ATRIBUTOS

2.   DOCTRINA DE DIOS                          
Ahora que hemos establecido la base sobre la cual vamos a construir nuestra doctrina.  La Biblia. Procederemos a estudiar cada uno de los temas de importancia para nuestra vida cristiana.  Y comenzaremos a estudiar la doctrina de Dios.



2.1   La existencia de Dios
La verdad más importante con la que tiene que enfrentarse un ser humano, es la existencia de Dios.  Ante esta verdad el ser humano puede decidir entre cuatro posiciones diferentes:
El ateísmo.-  El ateísmo es la posición filosófica que rechaza radicalmente la existencia de Dios.
A = “sin”  Teos = “Dios”

Este punto de vista aclaramos que es filosófico, ya que es producto solo del pensamiento humano. No puede ser una posición científica como muchos argumentan  ya que la ciencia por sí misma no puede, ni probar, ni negar la existencia de Dios.  Más bien la Biblia considera a esta posición como necedad.
“Dentro de sí dicen los necios: «Dios no existe.»” (Salmo 53:1)

El agnosticismo.-   El agnosticismo es la posición filosófica que afirma la imposibilidad de conocer realmente si Dios existe o no.
A = “sin” Gnosis =“conocimiento”
Este punto de vista si podríamos llamarle de alguna manera científico, ya que argumenta que por medio de las evidencias es imposible llegar al conocimiento de la existencia de Dios.

Rechazo o indiferencia.-  En esta posición vamos a ubicar a los seres humanos que aceptan la existencia de Dios pero mantienen una actitud de rechazo ante el ser de Dios o de indiferencia ante él y su voluntad.  
El Apóstol Pablo en Romanos 1:18-24 escribe de manera muy dura en contra de las personas que conociendo a Dios no le dan gloria como tal.

Teísmo.-  Es la posición filosófica que acepta abiertamente la existencia de Dios y se preocupa por conocerle. 
Cabe señalar que en este punto nos encontramos con cientos y tal vez miles de religiones y filosofías que creen en la existencia de Dios pero cada una tiene un concepto diferente acerca del mismo.   Por esta razón como cristianos que creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, nos ubicamos en la posición conocida como Teísmo Bíblico.   

2.1.1   Pruebas de la existencia de Dios
Desde que el ser humano se ha enfrentado con la posibilidad de la existencia de un creador universal,  han existido quienes han tratado de probar la existencia de Dios por medio de la razón.  Desde tiempos de Aristóteles, pasando por Agustín de Hipona, o posteriormente Tomás de Aquino. Etc.
Sin embargo la Biblia es un libro que no pierde el tiempo tratando de probar la existencia de Dios. Más bien lo da por hecho. “En el principio Dios creó los cielos y la tierra” (Génesis 1:1) Y si algún argumento podemos encontrar en la Biblia como prueba de la existencia de Dios es la creación. O lo que llamamos también “argumento cosmológico”.
Este es el argumento más fuerte para defender la existencia de Dios, ya que desde un punto de vista racional resulta imposible explicar el origen de lo que existe si no existiera un creador universal.    
“Los cielos proclaman la gloria de Dios; el firmamento revela la obra de sus manos”. (Salmo 19:1)

Otro argumento que muchos defensores de la existencia de Dios han usado a lo largo de la historia es el argumento de “causa y efecto”.  Esto quiere decir que todo lo que sucede en el mundo físico tiene alguna causa. Y si regresamos atrás en el tiempo tendremos que llegar a la causa original de todas las cosas. Esto es Dios.
Por otro lado, existen en el ser humano algunas ideas de lo que es el bien y el mal que son universalmente aceptadas. Es decir en la mayoría de culturas el asesinato es malo.  Lo mismo podemos decir de la violación, el robo. Etc.  Si no existiera una norma moral superior al ser humano que dictamine lo que es bueno y es malo. El ser humano por sí solo no podría estar seguro de estas cosas.  A esto se lo conoce como el “argumento moral”
Como cristianos uno de los argumentos más importantes que demuestran la existencia de Dios, es la existencia histórica de Jesús de Nazaret y el milagro de su resurrección.  Ya que el hecho que Jesús pisó esta tierra, es incuestionable históricamente hablando. Y en sus enseñanzas el comunicó la idea de que su origen no es humano sino divino.  Si Jesús hubiera mentido, o hubiese sido una persona con problemas mentales que creía su propia mentira. El milagro de la resurrección no hubiese sucedido nunca. Sin embargo como argumentamos acerca de las pruebas de la inspiración de la Biblia, la resurrección de Jesús ofrece muchas evidencias que garantizan que fue un hecho histórico comprobable.  Y de esta manera es un argumento confiable acerca de la existencia de Dios.
Un último argumento acerca de la existencia de Dios es la experiencia personal de cada creyente. Cada ser humano que ha tenido un encuentro personal con Dios, experimenta en su interior un cambio existencial que es prueba por si solo para cada uno de la existencia de Dios. 
Existen muchos argumentos aparte de los citados con los que muchos filósofos, teólogos y pensadores pretenden probar la existencia de Dios, sin embargo aquí solo hemos citado los más importantes.

2.2 La Naturaleza de Dios
Reconocemos aquí que tratar de describir a Dios desde la mente finita del ser humano es una tarea imposible.  Por eso lo único que podremos saber con certeza son las características de Dios que el mismo nos ha revelado en su Palabra.  A esto conocemos como los atributos de Dios, a los cuales los vamos a dividir en dos tipos: Atributos Naturales, y Morales.

2.2.1 Atributos naturales
Llamamos atributos naturales a aquellos atributos que nos muestran como es Dios en su existencia en sí. 

Dios es Espíritu.-  La Biblia nos enseña claramente en Juan 4:24; y en Hechos 17:24 etc. Que Dios es Espíritu, es decir que no está limitado ni por un cuerpo ni por un espacio físico.
“¡Miren mis manos y mis pies! ¡Soy yo! Tóquenme y véanme: un espíritu no tiene carne ni huesos, como pueden ver que los tengo yo.»” Lucas 24:39

Esta es la razón por la cual Dios rechaza como idolatría cualquier intento de adorarle de algún modo físico. Ya que a Dios nadie jamás lo ha visto ni puede verle con los ojos humanos tal cual es.  (1 Juan 4:12).   Lo único que los seres humanos han visto son manifestaciones de Dios (Teofanías)
Cuando la Biblia se expresa con lenguaje antropomórfico acerca de Dios. Diciendo que tiene manos, ojos, labios etc. Lo que se está haciendo es usando lenguaje humano para revelar realidades espirituales de Dios.  No quiere decir que Dios tenga partes corporales en su cuerpo. Si esto fuera así Dios estaría limitado en el espacio y esto contradeciría el verdadero ser de Dios.

Dios tiene personalidad.- A diferencia de lo que creen muchas religiones, especialmente de oriente, en donde predomina el “panteísmo” (pan=todo) que quiere decir que todo es Dios. O en donde piensan en Dios solo como una fuerza o energía. El Dios de la Biblia en cambio se presenta como una persona que trata de manera personal con su creación.
Las características de la personalidad son: intelecto (La capacidad de pensar) Sentimientos (La capacidad de sentir) y voluntad (La capacidad de decidir). Y todas estas podemos aplicarlas a Dios a lo largo de toda la Biblia.  Otra forma en la que Dios ha manifestado su personalidad es por medio de los nombres que en la Biblia se le dan.
Partiendo del nombre propio de Dios revelado en Éxodo 3:14 (YO SOY EL QUE SOY) Palabra hebrea (YHWH) que en la versión Reina Valera se ha traducido como (Jehová). Podemos deducir la personalidad de Dios ya que una fuerza no tiene conciencia del YO.
También existen diferentes combinaciones de este nombre de Dios con otras palabras que reflejan también características de su personalidad.
Ejemplo:  Jehová–Jireh (Jehová proveerá) Jehová-Nissi (Jehová nuestra bandera) Jehová-rafa (Jehová Sana) Jehová-Salom (Jehová nuestra paz) Jehová-Sabaot (Jehová de los ejércitos) etc.

Dios es eterno.- La Biblia afirma de principio a fin que Dios es eterno. Pero la eternidad de Dios no debemos entenderla en términos humanos como algo que no tiene principio ni fin en un tiempo lineal. Ya que Dios no está limitado en el tiempo. La eternidad de Dios es fuera o por encima de nuestro tiempo. Para Dios no existe pasado, presente o futuro.
Por esta razón es inconcebible desde nuestra mente humana limitada por el concepto de tiempo comprender que Dios creó el tiempo como parte de su creación.  Es decir como dice Agustín de Hipona en su libro “confesiones” “Como se pueden preguntar muchos ¿Qué hacías tú por los siglos, antes de crear el mundo? Si fuiste tú quien creó los siglos”

Dios es inmutable.- Los atributos de Dios y todas sus características son perfectas, por la tanto no pueden cambiar en ningún sentido.


Dios es omnisciente.- Es una palabra latina (omni=todo; scientia=sabiduría).  Dios sabe todas las cosas y posee una inteligencia infinita.

“pues si nuestro corazón nos reprende, Dios es mayor que nuestro corazón, y él sabe todas las cosas.” 1 Juan 3:20
La Omnisciencia de Dios incluye todo el conocimiento posible desde las cosas más pequeñas como tener “contados los cabellos de nuestra cabeza” hasta los eventos pasados presentes y futuros de la historia.


Dios es omnipotente.- (omni=todo; potentia=poder).  Una de las características que la Biblia más repite de Dios es que él es “Todopoderoso”. El poder de Dios no tiene límites.
Jesús los miró y les dijo: «Para los hombres, esto es imposible; pero para Dios todo es posible.»” Mateo 19:26

Dios es omnipresente.-  Esta es una característica de Dios que se deriva de los demás atributos divinos y significa que Dios está en todas partes al mismo tiempo. Es decir, por ser Dios Espíritu no está limitado por el espacio físico.
“¿Dónde puedo esconderme de tu espíritu? ¿Cómo podría huir de tu presencia? Si subiera yo a los cielos, allí estás tú; si me tendiera en el sepulcro, también estás allí. Si levantara el vuelo hacia el sol naciente, o si habitara en los confines del mar, aun allí tu mano me sostendría; ¡tu mano derecha no me soltaría!” (Salmo 139:7-10)

Esto no quiere decir que Dios no pueda manifestarse de una manera especial en algún lugar específico, ya que a lo largo de toda la Biblia vemos que Dios puede hacerlo.


Dios es una trinidad.- Las Escrituras nos muestran la verdad de que Dios se ha revelado en la historia humana en tres personas diferentes: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Siendo un solo Dios. Pero ha esta característica de Dios dedicaremos la próxima lección.     

Hugo Vásquez

Sígueme: 
siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

Todas las lecciones del curso 

Más cursos

Mira la lección en video:


No hay comentarios:

Publicar un comentario