martes, 22 de noviembre de 2016

CURSO DE DOCTRINA BÍBLICA - LECCIÓN 4 - LA TRINIDAD

2.2.2   La Trinidad                                
La palabra Trinidad viene de dos palabras latinas (Tres y unitas) y se la puede traducir como tres en uno.
Nuestra declaración doctrinal es que creemos en un solo Dios que se ha revelado a la humanidad en tres personas diferentes. Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Para definir exactamente la Trinidad bíblica lo vamos  a hacer en tres afirmaciones:


1.- Existe un solo Dios (Deuteronomio 6:4)
2.- El Padre es Dios, el Hijo es Dios, (Juan 1:1; Romanos 9:5)  el Espíritu Santo es Dios (2 corintios 3:17)
3.- Los tres son personas diferentes

Cualquier afirmación que contradiga una de estas tres verdades es una herejía y sale de la verdad revelada.

Herejías trinitarias
A lo largo de la historia de la humanidad se han presentado algunas de estas falsas doctrinas como por ejemplo:

Arrianismo.- Arrio fue un presbítero del siglo IV d.C. Quien pensaba que el Verbo de Dios (Jesús) era la primera creación de Dios, es decir no era Dios mismo. Con el tiempo esta doctrina se hizo muy conocida hasta el punto que la Iglesia tuvo que convocar un concilio en Nicea en el año  325 para elaborar un credo que contradiga esta doctrina. 
El credo resultante fue el siguiente:

“Creo en un solo Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, y de todas las cosas visibles e invisibles;  Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo Unigénito de Dios, Engendrado del Padre antes de todos los siglos, Dios de Dios, Luz de Luz, verdadero Dios de Dios verdadero, Engendrado, no hecho, consubstancial con el Padre; Por el cual todas las cosas fueron hechas, El cual por amor a nosotros y por nuestra salud descendió del cielo, Y tomando nuestra carne de la virgen María, por el Espíritu Santo, fue hecho hombre, Y fue crucificado por nosotros bajo el poder de Poncio Pilatos, Padeció, y fue sepultado; Y al tercer día resucitó según las Escrituras, Subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre. Y vendrá otra vez con gloria a juzgar a los vivos y a los muertos; Y su reino no tendrá fin. Y creo en el Espíritu Santo, Señor y Dador de vida, pocedente del Padre y del Hijo, El cual con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado; Que habló por los profetas. Y creo en una santa Iglesia Católica y Apostólica.  Confieso un Bautismo para remisión de pecados, Y espero la resurrección de los muertos. Y la vida del Siglo venidero. Amén”

Algo muy parecido a esta herejía es lo que creen actualmente los Testigos de Jehová. Quienes también niegan la divinidad de Jesucristo y le dan el título de “un dios” inferior al Padre.

Unitarianismo (Sabelianismo).- Es también una herejía histórica que sostiene que no hay tres personas diferentes en la trinidad sino que son tres manifestaciones diferentes de una sola persona. Es decir el Dios Padre del Antiguo Testamento  tomó la forma de Jesús, y luego de su partida tomó la forma del Espíritu Santo.   En nuestros días a muchas de estas Iglesias se les conoce como “Jesús solo” o “unitarias”

Trinidad complementaria.- Esta es una forma muy equivocada de pensar en la Trinidad. Sostiene que tanto el Padre, como el Hijo, y el Espíritu son una parte de Dios. Es decir cada uno por sí solo no es Dios en plenitud. Sino que entre los tres forman un Dios.
Una analogía de esto es pensar en un huevo, que está formado por clara, yema, y cascarón. Pero la clara por sí sola no es un huevo, ni la yema ni el cascarón.  Esto no sucede en la Trinidad ya que cada una de las personas son 100% Dios y no solo una parte de.
Por eso es equivocada la analogía que usan algunas personas al comparar la trinidad de Dios con la naturaleza del ser humano (cuerpo, alma, y espíritu)  

Triteísmo.-  Otro error muy grave que se comete al pensar en la trinidad es pensar que existen tres Dioses diferentes. Esto sería politeísmo y está condenado por la Biblia.


La Trinidad en la Biblia
Una de las objeciones que más se escuchan de parte de la gente que no acepta la trinidad, es que esta  palabra no se encuentra en la Biblia. Y esto es verdad, la palabra “trinidad” apareció algunos siglos luego de que se escribiera la Biblia pero para referirse a la verdad de la que los apóstoles y los primeros cristianos ya conocían.
Es decir, el hecho de que la Palabra no se encuentre en las escrituras no quiere decir que el concepto como tal no esté.
Por eso ahora vamos a analizar que dice la Biblia al respecto.

La Trinidad en el Antiguo Testamento
En el Antiguo testamento podemos ver a la Trinidad por implicación más no por una declaración directa.

Por la palabra hebrea que se traduce por Dios.-  En el hebreo se utiliza para referirse a Dios la palabra “Elohim” (Génesis 1:1) que de una manera interesante es un palabra que está en plural. 

Por los pronombres personales plurales usados para Dios.- Son muchas las ocasiones en las que Dios se refiere a sí mismo en plural Ej. “Hagamos” “nuestra imagen” (Génesis 1:26)
Muchos grupos como los Testigos de Jehová argumentan que en este pasaje Dios estaba hablando con los ángeles. Pero el verso 27 dice que Dios creó al hombre a imagen de Dios, no de los ángeles.

Por las menciones al Espíritu de Dios y a su obra.- Desde el momento de la creación en Génesis 1:2 podemos ver al Espíritu de Dios como alguien preexistente junto a Dios.
Existen además en el Antiguo Testamento muchas alusiones a la divinidad del mesías que había de venir, pero esto estudiaremos en la lección que trate sobre Cristo.


La Trinidad en el Nuevo Testamento
En el Nuevo Testamento la enseñanza sobre la Trinidad esta no solo por implicación sino por declaración directa.
En la Gran Comisión.-  en Mateo 28:19-20 vemos que el mandamiento de Jesús es el de bautizar en el nombre (nótese que es singular) del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Dando la misma importancia a las tres personas en el acto tan importante del bautismo.
En la bendición apostólica usada por Pablo.-  En 2 Corintios 13:14 Pablo dice:
“Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes. Amén”.
En el bautismo de Jesús.-  Cuando Jesús fue bautizado se hicieron presentes las tres personas de la Trinidad, ya que el Espíritu de Dios descendió en forma de una paloma, los cielos fueron abiertos y se oyó la voz del Padre. (Mateo 3:16-17)
En la enseñanza de Jesús.- Jesús que reconocía ser enviado por Dios también promete enviar otro consolador que es el Espíritu Santo. (Juan 14:16)
En la enseñanza de Pablo referente a los dones espirituales.-  En 1 Corintios 12:4-6 Pablo dice que hay muchos dones pero un solo Espíritu, muchos ministerios pero un solo Señor, muchas operaciones pero un solo Dios.

La trinidad ilustrada

A lo largo de la historia se han propuesto diversas interpretaciones de la Trinidad, como las que habíamos mencionado anteriormente:
El huevo como cascarón, yema y clara; el ser humano como cuerpo alma y espíritu; el agua en estado sólido, gaseoso, y líquido. Las tres dimensiones del espacio, largo ancho y grosor. Etc.
Pero todas ellas son imperfectas ya que la Trinidad afirma que las tres personas y cada una de ellas son 100 por ciento Dios y no solo un parte de él como habíamos mencionado.
Por esta razón reconocemos que es imposible dar una ilustración exacta de la Trinidad, ya que la mente humana es muy limitada para comprender el ser de aquel que creó todas las cosas.
“¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, e inescrutables sus caminos!”       (Romanos 11:33)

 Deber # 2

Busque en la Biblia versículos que demuestren la divinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Mínimo 5 por cada uno.


Hugo Vásquez

Sígueme:

No hay comentarios:

Publicar un comentario