miércoles, 30 de noviembre de 2016

CURSO DE DOCTRINA BÍBLICA - LECCIÓN 5 - ATRIBUTOS MORALES DE DIOS

2.2.3  Atributos Morales
Cuando nos referimos a atributos morales nos referimos a aquellos atributos que toman en cuenta el carácter, la personalidad de Dios y su relación con el ser humano.






La santidad de Dios.- (Hagios = puro, moral, sagrado, apartado) Este es uno de los atributos que más se enfatiza de Dios en la Biblia
1Pe 1:16 Escrito está: «Sean santos, porque yo soy santo.»  
Por ende esta es una de las razones por las que el ser humano debe adorar a Dios, rendirle admiración. Y al mismo tiempo reconocer la incapacidad de llegar a Dios por sus propios medios. Ya que aplicándole a Dios la santidad implica que él es apartado de todo lo que puede ser malo o impuro. Por consiguiente del ser humano pecador.

La rectitud y la justicia de Dios.-  Este es un atributo que se deriva de la santidad de Dios. Es decir la Santidad de Dios se refiere puramente a su carácter, mientras que la justicia de Dios se refiere a como lo aplica frente a su creación.
Es decir  en este atributo podemos ver el castigo del pecador y la recompensa de la justicia.
Sofonías 3:5  “Pero el SEÑOR que está en ella es justo; no comete iniquidad. Cada mañana imparte su justicia, y no deja de hacerlo cada nuevo día, pero el inicuo no conoce la vergüenza”.

Heb 6:10  “Porque Dios no es injusto como para olvidarse de las obras y del amor que, para su gloria, ustedes han mostrado sirviendo a los santos, como lo siguen haciendo”.


El amor de Dios.- El amor de Dios es el atributo mediante el cual demuestra su deseo de
bienestar para sus criaturas. (Juan 3:16; 1 Juan 3:16; Romanos 5:8)

La Palabra que mas usa en el Nuevo Testamento para referirse al amor de Dios es la Palabra “Agapao” que literalmente significa la “muerte del ego” es decir es un negarse a uno mismo por el bienestar de los demás.

Los objetos del amor de Dios.-   En la Biblia se deja claro que el amor de Dios desde la eternidad se encuentra en su propio Hijo, y al Espíritu Santo.   Caso contrario la Expresión “Dios es amor” no tendría sentido, ya que si el amor de Dios solo fuera para el ser humano se debería decir que “Dios comenzó a amar” cuando creó al hombre.

Dios ama a todo ser humano que está unido a él por medio de Jesucristo. Pero ama también a la humanidad en general (Juan 3:16) incluso a aquellos que se encuentran separados de él.

El amor de Dios se ha manifestado de una manera única en la historia de la humanidad. La muerte sacrificial de Jesús en la cruz fue la evidencia contundente del amor de Dios.
En la historia de la humanidad se conocerán casos de personas que hayan dado la vida por seres queridos, pero entregar la vida por sus enemigos, y por las personas que lo lastimaron solo se puede ver en el ejemplo de Dios en Cristo.

Lucas 23:34  “—Padre —dijo Jesús—, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Mientras tanto, echaban suertes para repartirse entre sí la ropa de Jesús”.

La gracia y misericordia de Dios.- Estos son atributos que se derivan directamente del amor de Dios. Ya que son el amor puesto en acción.

La misericordia de Dios se la usa para referirse a la anulación del castigo merecido por nuestros pecados. Es decir, Dios no nos da lo que merecemos.
Mientras que la gracia de Dios se refiere al don inmerecido que Dios nos da cada día, es decir, la salvación, la vida, etc.  Es decir es recibir lo que no merecemos.

Efesios 2:8  “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios”,

2.3  La voluntad de Dios

La Biblia nos dice que Dios hace todas las cosas según el designio de su voluntad. (Efesios 1:11)
Dentro de este tema vamos a estudiar dos aspectos diferentes de la voluntad de Dios: El plan de Dios con respecto al Universo y la Humanidad, y el propósito de Dios con respecto a la redención.



2.3.1   El plan de Dios con respecto al Universo y a la humanidad

Por el plan de Dios entendemos que todo lo que sucede y sucederá no escapa de la omnisciencia de Dios, ni de su propósito final.

Para cumplir sus propósitos Dios usa su “voluntad determinativa” es decir aquellas cosas que Dios directamente las decreta  pero  también su “voluntad permisiva”  que son aquellas cosas que no son decretadas directamente de parte de Dios, pero son permitidas en base a la libre voluntad de sus criaturas.

Cabe recalcar en este punto que no todo estudioso de la Biblia está de acuerdo con que exista una “voluntad permisiva” de parte de Dios, sino que piensan que nada escapa de su “voluntad determinativa” ni siquiera las acciones de los seres humanos.  Pero esta posición es muy difícil de aceptarla desde un punto de vista bíblico ya que hace a Dios el causante del pecado y la maldad, y al mismo tiempo intenta hacer al hombre responsable de la misma.

Salmo 119:89-91 “Tu palabra, SEÑOR, es eterna, y está firme en los cielos.  Tu fidelidad permanece para siempre; estableciste la tierra, y quedó firme.  Todo subsiste hoy, conforme a tus decretos, porque todo está a tu servicio.”


2.3.2  El propósito de Dios con respecto a la redención

El propósito de Dios con respecto a la redención, tiene que ver con su plan para salvar a la humanidad. Este plan de Dios podemos verlo de la siguiente manera:


1)            Crear al ser humano    2) Permitir la caída (o decretarla según el punto de vista)  3) Proveer Salvación en la muerte de Cristo en la cruz   4)  Aceptar como parte de su familia a todos los que crean en él
 
Mat 22:14  “Porque muchos son los invitados, pero pocos los escogidos.”


Romanos 8:29-30  “Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.  A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó”. 


Hugo Vásquez
Sígueme:

No hay comentarios:

Publicar un comentario