viernes, 25 de noviembre de 2016

CURSO DE ROMANOS - LECCIÓN 29 - LOS GENTILES EN EL PLAN DE DIOS

6.2.5.- La inclusión de los Gentiles en el Plan de Dios


11:11   Ahora pregunto: ¿Acaso tropezaron para no volver a levantarse? ¡De ninguna manera! Más bien, gracias a su transgresión ha venido la salvación a los gentiles, para que Israel sienta celos.
11:12  Pero si su transgresión ha enriquecido al mundo, es decir, si su fracaso ha enriquecido a los gentiles, ¡cuánto mayor será la riqueza que su plena restauración producirá!

11:13  Me dirijo ahora a ustedes, los gentiles. Como apóstol que soy de ustedes, le hago honor a mi ministerio,
11:14  pues quisiera ver si de algún modo despierto los celos de mi propio pueblo, para así salvar a algunos de ellos.
11:15  Pues si el haberlos rechazado dio como resultado la reconciliación entre Dios y el mundo, ¿no será su restitución una vuelta a la vida?
11:16  Si se consagra la parte de la masa que se ofrece como primicias, también se consagra toda la masa; si la raíz es santa, también lo son las ramas.
11:17  Ahora bien, es verdad que algunas de las ramas han sido desgajadas, y que tú, siendo de olivo silvestre, has sido injertado entre las otras ramas. Ahora participas de la savia nutritiva de la raíz del olivo.
11:18  Sin embargo, no te vayas a creer mejor que las ramas originales. Y si te jactas de ello, ten en cuenta que no eres tú quien nutre a la raíz, sino que es la raíz la que te nutre a ti.
11:19  Tal vez dirás: «Desgajaron unas ramas para que yo fuera injertado.»
11:20  De acuerdo. Pero ellas fueron desgajadas por su falta de fe, y tú por la fe te mantienes firme. Así que no seas arrogante sino temeroso;
11:21  porque si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo.
11:22  Por tanto, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad hacia los que cayeron y bondad hacia ti. Pero si no te mantienes en su bondad, tú también serás desgajado.
11:23  Y si ellos dejan de ser incrédulos, serán injertados, porque Dios tiene poder para injertarlos de nuevo.
11:24  Después de todo, si tú fuiste cortado de un olivo silvestre, al que por naturaleza pertenecías, y contra tu condición natural fuiste injertado en un olivo cultivado, ¡con cuánta mayor facilidad las ramas naturales de ese olivo serán injertadas de nuevo en él!

Después de que Pablo haya dejado bien establecido su punto sobre la posición actual del pueblo de Israel. Ahora pasa a explicar esto por medio de una analogía tomada de la vida y la agricultura del pueblo. Y también aborda el tema del futuro de Israel.

Ahora pregunto: ¿Acaso tropezaron para no volver a levantarse? ¡De ninguna manera! Más bien, gracias a su transgresión ha venido la salvación a los gentiles, para que Israel sienta celos.

Si la posición actual del pueblo de Israel es de rechazo, por lo menos, de la mayoría del pueblo. La pregunta ahora es: ¿Qué pasará en el futuro? ¿Dios los ha rechazado eternamente?
A esto Pablo responde: “De ninguna manera” y más bien dice que el rechazo de Israel es parte del plan soberano de Dios para que la salvación, es decir la predicación del Evangelio pueda llegar a los gentiles.
Pablo sabía esto de su propia experiencia ya que como podemos ver en el libro de los Hechos, muchas veces tuvo que dirigir su predicación a los gentiles porque fue rechazado por los judíos. Como ejemplo podemos citar:

Hechos 13:46  Pablo y Bernabé les contestaron valientemente: «Era necesario que les anunciáramos la palabra de Dios primero a ustedes. Como la rechazan y no se consideran dignos de la vida eterna, ahora vamos a dirigirnos a los gentiles.

Pero el plan de Dios continua, y luego de traer la Salvación a los gentiles, Dios usará a estos para causar celos en el pueblo de Israel de manera que los Israelitas también lleguen a la Salvación. Por eso es que luego en el verso 14 se repite esta idea:

11:14  pues quisiera ver si de algún modo despierto los celos de mi propio pueblo, para así salvar a algunos de ellos.

Y es también lo que Pablo citó en 10:19:

10:19  Pero insisto: ¿Acaso no entendió Israel? En primer lugar, Moisés dice: «Yo haré que ustedes sientan envidia de los que no son nación; voy a irritarlos con una nación insensata.»

Pregunta para el diálogo:
¿Puede ser que el estilo de vida de los cristianos despierte envidia o celos en los no creyentes y les lleve a la Salvación?


Debemos aclarar aquí que los celos o envidia a la que Pablo se refiere, la que trae salvación a Israel no son la envidia o celos mal sanos que son pecado, producto de un deseo ilegítimo de lo que otro tiene. Sino más bien son un legítimo  deseo de experimentar las mismas promesas de Dios que están disponibles para todos.

Pero si su transgresión ha enriquecido al mundo, es decir, si su fracaso ha enriquecido a los gentiles, ¡cuánto mayor será la riqueza que su plena restauración producirá!  

El siguiente paso en el plan de Dios con respecto a Israel y al resto de naciones es que cuando Israel sea restaurado traerá bendición para todo el mundo. La misma idea se repite en el verso 15:
11:15  Pues si el haberlos rechazado dio como resultado la reconciliación entre Dios y el mundo, ¿no será su restitución una vuelta a la vida?

La bendición que traerá al mundo entero la restauración de Israel es “una vuelta a la vida”. Esta frase ha sido objeto de estudio por muchos exégetas y se han propuesto tres posibles interpretaciones.

1.- Pablo se refiere a la resurrección al final de los tiempos, ya que mucha de la literatura apocalíptica relacionaba la restauración de Israel con la resurrección de los muertos. Sin embargo, es difícil encontrar bíblicamente una justificación para esta interpretación.

2.- Pablo se refiere a la vuelta a la vida espiritual. Es decir, a la nueva vida que ya tenemos los cristianos en Cristo. Sin embargo, aquí también podemos decir que no encontramos relación alguna entre la restauración de Israel y la Nueva Vida que ya poseían los cristianos antes de esta restauración.

3.- Existe una tercera interpretación que es más probable, y dice que Pablo está hablando simbólicamente de algo así como un avivamiento. Similar al profetizado por Ezequiel 37:3 en el relato de los huesos que vuelven a la vida. Pareciendo dar a entender que la restauración de Israel traerá un despertar a toda la Iglesia del Señor.     


Si se consagra la parte de la masa que se ofrece como primicias, también se consagra toda la masa; si la raíz es santa, también lo son las ramas
En este versículo Pablo parece dar a entender de que el hecho de que los israelitas al ser descendientes de los patriarcas disfrutan de algunos privilegios. Al comparar la masa consagrada y la raíz con los patriarcas y las promesas y pactos divinos. Pero esto no implica que Israel tenga un modo de salvarse aparte de la fe en Jesús. Todo esto lo explica en los siguientes versículos:

Ahora bien, es verdad que algunas de las ramas han sido desgajadas, y que tú, siendo de olivo silvestre, has sido injertado entre las otras ramas. Ahora participas de la savia nutritiva de la raíz del olivo.

Pablo nos deja claro que algunas ramas, refiriéndose a gran parte de los israelitas, han sido desgajadas, es decir separadas del Pueblo de Dios. Lo que representa el Olivo de la ilustración. Y que los gentiles, representados por las ramas de olivos silvestres han sido injertados, es decir, hechos parte del Pueblo de Dios. Y por esta razón disfrutan de las mismas promesas y pactos que se hizo con los patriarcas, representado por la sabia nutritiva de la raíz del olivo.

 Sin embargo, no te vayas a creer mejor que las ramas originales. Y si te jactas de ello, ten en cuenta que no eres tú quien nutre a la raíz, sino que es la raíz la que te nutre a ti.


Aún a pesar de que gran parte del Pueblo de Israel se encuentre en un estado de rechazo, esto no quiere decir que debemos creernos mejores que ellos, ya que debemos recordar todo el tiempo que la Salvación, tanto para unos y para otros es fruto de la gracia y la misericordia de Dios, no por nuestras buenas obras, por eso Pablo aclara que: “No eres tú quien nutre a la raíz, sino que es la raíz la que te nutre a ti.”

Tal vez dirás: «Desgajaron unas ramas para que yo fuera injertado.» De acuerdo. Pero ellas fueron desgajadas por su falta de fe, y tú por la fe te mantienes firme. Así que no seas arrogante sino temeroso;

En estos textos nos encontramos con la razón por la que Israel ha sido rechazado y es precisamente por su falta de fe. Es decir, la misma fe que a los gentiles les mantiene firmes.
Otra cosa importante es que la fe que se exhorta tener, no es una fe momentánea y posicional, sino una fe continuada, en la que toca mantenerse firme.  Esto es un llamado para los cristianos a no enorgullecerse por su fe y más bien a continuar temeroso.  Esto me recuerda a otro dicho del mismo apóstol:

Filipenses 2:12 Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre —no sólo en mi presencia sino mucho más ahora en mi ausencia—lleven a cabo su salvación con temor y temblor,

Pero, ¿De qué tenemos que estar temerosos?  En los siguientes versículos Pablo nos da una respuesta.

porque si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo.  Por tanto, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad hacia los que cayeron y bondad hacia ti. Pero si no te mantienes en su bondad, tú también serás desgajado.

Pablo expresa claramente que por la falta de fe rechazó a gran parte de Israel, y de la misma manera lo hará con los gentiles si no se mantienen en su bondad. Y también hace hincapié en la severidad de Dios para los que cayeron. Es decir, a los que en algún momento estuvieron con Dios y luego dejaron de estarlo.
La exhortación de este texto, a mantenerse en la bondad de Dios con la advertencia de que si no lo hacen serán desgajados. No tiene mucho sentido desde la perspectiva calvinista de la Perseverancia de los Santos. Muchos argumentarán que los que tienen fe verdadera siempre van a perseverar, pero la inquietud sigue siendo la misma. Si es así ¿Por qué la advertencia continuada no solo en romanos sino en toda la Biblia a perseverar?

Y si ellos dejan de ser incrédulos, serán injertados, porque Dios tiene poder para injertarlos de nuevo. Después de todo, si tú fuiste cortado de un olivo silvestre, al que por naturaleza pertenecías, y contra tu condición natural fuiste injertado en un olivo cultivado, ¡con cuánta mayor facilidad las ramas naturales de ese olivo serán injertadas de nuevo en él!


Aquí encontramos la respuesta en cuanto al futuro de Israel. El hecho de que actualmente se encuentre en una posición de rechazo no quiere decir que sea eterna. Sino más bien Dios sigue brindándoles la oportunidad de ser restaurados, pero no por ningún otro medio que no sea el de la fe. Si quieren volver a ser parte del Pueblo de Dios tienen que “dejar de ser incrédulos”.  

Hugo Vásquez
Sígueme:

No hay comentarios:

Publicar un comentario