jueves, 8 de diciembre de 2016

CURSO DE ISAÍAS - LECCIÓN 11 - SALMO DE ALABANZA

5.- Salmos de gratitud (Isaías 12)


Isa 12:1   En aquel día tú dirás: «SEÑOR, yo te alabaré aunque te hayas enojado conmigo. Tu ira se ha calmado, y me has dado consuelo.
Isa 12:2  ¡Dios es mi salvación! Confiaré en él y no temeré. El SEÑOR es mi fuerza, el SEÑOR es mi canción; ¡él es mi salvación!»
Isa 12:3  Con alegría sacarán ustedes agua de las fuentes de la salvación.
Isa 12:4  En aquel día se dirá: «Alaben al SEÑOR, invoquen su nombre; den a conocer entre los pueblos sus obras; proclamen la grandeza de su nombre.
Isa 12:5  Canten salmos al SEÑOR, porque ha hecho maravillas; que esto se dé a conocer en toda la tierra.
Isa 12:6  ¡Canta y grita de alegría, habitante de Sión; realmente es grande, en medio de ti, el Santo de Israel!»


La expresión “en aquel día” hace referencia al “día del Señor” por el contexto podemos saber que se refiere al día en el que el Mesías perdonará los pecados del pueblo. Por eso dice: “tu ira se ha calmado y me has dado consuelo”.
Es por esa razón, como producto de la gratitud que siente el pueblo, que ahora Isaías escribe un Salmo de Alabanza, “yo te alabaré”

5.1.- Definición de Alabanza
La Alabanza se ha convertido en una parte fundamental de nuestra vida cristiana y de la mayoría de actividades que realizamos juntos como iglesia.  Por lo general en cada reunión que tenemos se acostumbra tener un tiempo para cantarle a nuestro Dios.  Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado por qué es tan importante? ¿Por qué es necesario en nuestra vida alabar a Dios con nuestros labios por medio de nuestras canciones?
En esta sección vamos a estudiar el concepto de Alabanza según algunas definiciones de palabras que se usan en la Biblia y descubriremos como una vida de alabanza es parte fundamental para tener una correcta adoración a Dios.


5.1.1.- Definición de Alabanza en el Antiguo Testamento


La primera palabra en el hebreo bíblico que se traduce como alabanza es la palabra Halal, que se aplica para resaltar las cualidades de alguien, por eso en la Biblia se la usa también con relación a los hombres. Podemos ver los siguientes ejemplos:

Gen 12:14 Y así sucedió. Cuando Abrán entró en Egipto, los egipcios vieron que su mujer era muy hermosa. 12:15 También la vieron los príncipes del faraón, y la alabaron ante él, así que la mujer fue llevada a la casa del faraón,
   
En este ejemplo vemos como Sara fue alabada (Halal) por su belleza.  Es decir, se alaba por una cualidad superior. Son palabras de admiración.

Esta palabra se la usa generalmente unida con la abreviación del nombre de Dios en el hebreo que es YAH y resulta la expresión muy conocida “Aleluya” que quiere decir: “Alabemos a Jehová”  

Una segunda palabra que se traduce en nuestras Biblias como Alabanza es Tehillah, la cual es derivada de Halal,  pero da un poco más de énfasis en el exaltar la superioridad de alguien, no solamente por sus cualidades superiores sino por lo que ese alguien es.  Un ejemplo del uso de esta palabra lo encontramos en Éxodo 15:11

¿Quién, SEÑOR, se te compara entre los dioses? ¿Quién se te compara en grandeza y santidad? Tú, hacedor de maravillas, nos impresionas con tus portentos.

Aquí podemos ver que cuando Moisés y el pueblo cruzaron el mar rojo cantaron y alabaron a Dios exaltando su superioridad.

Una tercera palabra hebrea que se traduce por Alabanza es Yadah. Que literalmente significa “declarar”, pero se la puede usar cuando alguien confiesa con sus labios.  Por ejemplo:

Salmo 32:5  “Pero te confesé mi pecado, y no te oculté mi maldad. Me dije: «Voy a confesar mis transgresiones al SEÑOR», y tú perdonaste mi maldad y mi pecado”

En este ejemplo podemos ver como el salmista confiesa (Yadah) su pecado y transgresiones.   Esta es la palabra específica que usa Isaías en el capítulo 12.

Existe una cuarta palabra que también se traduce como alabanza que es Todah que se deriva también de Yadah y que literalmente significa “reconocer” y se la usa cuando alguien reconoce públicamente el favor de otra persona, por eso en muchas ocasiones se la traduce también como “acción de gracias”  Un ejemplo lo encontramos en el Salmo 100:1-5

Salmo 100:1   Aclamen alegres al SEÑOR, habitantes de toda la tierra;
100:2  adoren al SEÑOR con regocijo. Preséntense ante él con cánticos de júbilo.
100:3  Reconozcan que el SEÑOR es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado.
100:4  Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre.
100:5  Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre.


Este Salmo es muy importante porque podemos ver que aquí el autor más que solo agradecer a Dios, lo cual es algo que se lo puede hacer en privado, pero aquí lo reconoce públicamente.
Otra cosa muy importante que podemos notar en este Salmo es la actitud del autor que según el versículo 1 debe ser de alegría, ya que la consecuencia natural de reconocer la grandeza y superioridad de Dios debe ser el regocijo.

Este Salmo es maravilloso también porque en el versículo 4 nosotros encontramos juntas las palabras que hemos estudiado.

Entren por sus puertas con acción de gracias (Todah); vengan a sus atrios con himnos de alabanza (Tehillah); denle gracias (Yadah), alaben su nombre


5.1.2.- Definición de Alabanza en el Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento la palabra que principalmente se traduce por Alabar es Aineo y su significado se puede observar en Lucas 19:37-38

19:37  Al acercarse él a la bajada del monte de los Olivos, todos los discípulos se entusiasmaron y comenzaron a alabar a Dios por tantos milagros que habían visto. Gritaban:
19:38  —¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor! —¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!

Aquí podemos ver como Alabar a Dios es reconocer su superioridad, la grandeza de su carácter y sus obras
Algo muy importante que debemos mencionar es que en el Nuevo Testamento al igual que en el Antiguo Testamento la Alabanza a Dios está siempre relacionada con una “acción de gracias” en griego Eucaristeo.  Un ejemplo de esto lo podemos ver en Efesios 5:20

“dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo

De igual manera aquí no se trata solamente de tener un sentimiento de gratitud hacia Dios, sino de confesarlo públicamente, esto lo podemos ver por el contexto en el versículo 19

“Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón”

Debemos dar gracias a Dios porque siempre está obrando en nuestra relación con él, por lo que ha hecho y por lo que hace cada día. Por lo tanto, la gratitud siempre será una consecuencia de alabar a Dios.  

5.2.- Características del Salmo de Isaías
En este cántico Isaías nos muestra algunas características que deben estar presentes en nuestros cánticos de Alabanza.

5.2.1.- Alabemos al Señor por lo que él es.

 Él es grande
Isa 12:6  ¡Canta y grita de alegría, habitante de Sión; realmente es grande, en medio de ti, el Santo de Israel!»

Dios se merece toda nuestra alabanza por lo que él es. De ahí la importancia de que nuestra alabanza debe nacer de nuestro conocimiento de Dios. Debemos esforzarnos por conocer a Dios.


5.2.2.- Alabemos al Señor por lo que él hace


Él hace maravillas
Isa 12:5  Canten salmos al SEÑOR, porque ha hecho maravillas; que esto se dé a conocer en toda la tierra.

Solamente mirar la creación ya es una muestra de la grandeza de Dios y de las maravillas que él hace.

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos” Salmos 19:1

Se necesita más fe para ser ateo y creer que la perfección de la naturaleza vino de la nada y es fruto de la casualidad.

Salmo 14 “Dice el necio en su corazón: «No hay Dios.» Están corrompidos, sus obras son detestables;  ¡no hay uno solo que haga lo bueno!”


5.2.3.- Alabemos al Señor por lo que hizo por nosotros

Nos tuvo misericordia

Isa 12:1   En aquel día tú dirás: «SEÑOR, yo te alabaré aunque te hayas enojado conmigo. Tu ira se ha calmado, y me has dado consuelo.

La característica más admirable de Dios es su misericordia

Salmo 136:1 Den gracias al SEÑOR, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.

Dicen los expertos en idiomas bíblicos que este término Jased (misericordia) se refería a un amor que da más de lo que legalmente se tiene que dar. Es la palabra que se usaba para referirse al amor que los esposos deben tener, es decir que no debe estar limitado a lo que las leyes exigen que se debe dar el uno al otro, sino que tiene que ir más allá.

Y cuando se refiere al amor de Dios se muestra un amor que da más de lo que legalmente Dios debería dar. Es decir, según el Pacto que hizo Dios con la humanidad Dios debería castigar los pecados del pueblo con la muerte, pero Dios no se limita a las leyes del Pacto, sino que él nos da lo que no merecemos, eso es gracia y no nos da lo que merecemos eso es la misericordia de Dios.  El Salmista nos aclara que la gracia y la misericordia de Dios perduran para siempre. Eso es bastante motivo ya para alabar a Dios y darle gracias todo el tiempo.


Nos salvó

Isa 12:2  ¡Dios es mi salvación! Confiaré en él y no temeré…

En este versículo se utiliza el término Yeshúa, es el nombre de Jesús en hebreo que significa Salvación. Jesús es Dios que Salva a la humanidad. 

En Jesús se manifiesta ese Dios de misericordia que no quiere que el mundo se pierda, sino que quiere salvarlo. Y salvarlo del principal mal que es el pecado ya que las consecuencias del pecado son la separación de Dios. No hay peor mal para el ser humano que ser apartado de la presencia de Dios ya que fuimos creados para tener una relación con Dios.  

“Fui creado para ti, y mi alma no descansa hasta no encontrar descanso en ti”  Agustín de Hipona

La obra de Jesús fue la de pagar el precio de nuestros pecados y restaurar nuestra relación con Dios dar descanso y consuelo a nuestras almas 

Isa 12:3  Con alegría sacarán ustedes agua de las fuentes de la salvación.

Esta es otra referencia a Jesús, Dios promete por medio de Isaías que en un tiempo estarán disponibles para todos, las aguas de la fuente de Salvación

Juan 4:13  —Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed —respondió Jesús—,  4:14  pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.

Apocalipsis  22:17  El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!»; y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida.

El agua de la Salvación está disponible para todo el que tenga sed. La Salvación es suficiente para vivir una vida de gratitud y de alabanza a Dios


Nos fortalece
Isa 12:2  ¡Dios es mi salvación! Confiaré en él y no temeré. El SEÑOR es mi fuerza, el SEÑOR es mi canción; ¡él es mi salvación!»

No solo que nos salvó, sino que nos da la fuerza para enfrentarnos a la vida día a día. Esto es parte de la gracia de Dios con nosotros.

Estos dos puntos nos hablan de por qué alabar a Dios, ahora vemos un poco de cómo hacerlo



5.2.4-  Alabemos al Señor con alegría
Isa 12:6  ¡Canta y grita de alegría, habitante de Sión; realmente es grande, en medio de ti, el Santo de Israel!»

Todo lo mencionado anteriormente debe llevarnos a tener una inmensa gratitud con Dios, y eso debe llenar de alegría nuestro corazón. La música es la mejor manera de expresar exteriormente nuestros sentimientos, y por algo es general que la alabanza a Dios se la exprese con la música. Pero lo más importante, con las palabras que salen de nuestra boca.

Heb 13:15  Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre.

La alabanza la podemos vivir todo el tiempo en nuestras vidas cuando nuestros labios confiesan el nombre de Dios, cuando reconocemos lo agradecidos que estamos con Dios, por lo que él es y por lo que hace por nosotros. 

Esto es muy importante porque dejar de agradecer a Dios es la raíz de muchos males

 Rom 1:21 Pues a pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón se llenó de oscuridad.

1Tes 5:18  den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.


5.2.5.- Alabemos al Señor dando a conocer su nombre
Isa 12:4  En aquel día se dirá: «Alaben al SEÑOR, invoquen su nombre; den a conocer entre los pueblos sus obras; proclamen la grandeza de su nombre.

Una forma de alabar el nombre de Dios es hablándole a las demás personas de Jesús. Si estamos agradecidos y nos sentimos orgullosos de nuestro Dios,  nuestra motivación será darlo a conocer a las demás personas.

Y si hemos comprendido el gran regalo de la Salvación lo menos que tenemos que ser es egoístas y quedarnos con esto para nosotros. El Evangelismo es una forma de alabar el nombre de Dios


Conclusión

La alabanza en la vida de un cristiano de fluir de un corazón agradecido por lo que Dios es y por lo que hace por nosotros, debe llenar nuestro corazón de alegría y nos debe motivar a proclamarlo delante de todas las personas. 


Hugo Vásquez
Sígueme:

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

Todas las lecciones del curso

Más cursos 




No hay comentarios:

Publicar un comentario