martes, 31 de enero de 2017

Prédica - El Mejor Amigo - Jesús



Introducción

 ¿Cuántos tienen buenos amigos? ¿Mejores amigos? ¿Qué se necesita para ser un buen amigo?
¿Qué clase de amistad brindamos a los demás? ¿Qué tan buenos amigos somos nosotros?
Estas son preguntas que todos debemos plantearnos alguna vez.  
  


En este año nuestro lema es “menos yo más Cristo”. Ya que queremos aprender a vivir como Jesús. Él es el modelo en todo. Y en especial en el tema de la amistad.

Jesús es el mejor ejemplo de cómo ser un buen amigo

Juan 15:15  Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.

¿Qué nos enseña Jesús? ¿Qué hizo él con sus amigos?


1.- Jesús estuvo con ellos

1.1.- Dedicó tiempo para sus amigos

La vida de Jesús fue un continuo regalar tiempo a sus amigos.

Mar 3:13  Subió Jesús a una montaña y llamó a los que quiso, los cuales se reunieron con él.
Mar 3:14  Designó a doce, a quienes nombró apóstoles, para que lo acompañaran y para enviarlos a predicar

Desde el momento en el que él eligió a sus 12 apóstoles dice la Biblia que los llamó para que lo acompañaran.  La RV dice: “para que estuvieran con él”. Es decir, no solamente los llamó para enviarlos a predicar, para que lo sirvieran, sino que también fue para que estuvieran con él.
Jesús quería pasar tiempo con sus discípulos. Es más, en su humanidad parece que Jesús necesitaba de la compañía de ellos.

Mat 26:36 Entonces Jesús fue con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: «Siéntense aquí, mientras yo voy a orar en aquel lugar.»
Mat 26:37 Jesús llevó consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a ponerse triste y muy angustiado.
Mat 26:38 Entonces les dijo: «Quédense aquí, y velen conmigo, porque siento en el alma una tristeza de muerte.»

Aquí podemos ver que la tristeza de Jesús era tan grande que les dijo a sus discípulos “quédense aquí”
El mismo Dios creador de todas las cosas por amor a nosotros se volvió tan vulnerable en la humanidad de Jesús, al punto de sentir una tristeza tal que tuvo que pedir a sus discípulos que lo acompañen.  
En fin, Jesús nos mostró que él quería pasar tiempo con sus amigos.
Nosotros podemos aplicar esto en dos sentidos:
¿Queremos nosotros pasar tiempo con Jesús? ¿Lo necesitamos?
Estamos invirtiendo tiempo para estar junto a nuestros amigos. No solo para trabajar juntos, para servir juntos. Sino para estar juntos.
Recordemos siempre que lo más valioso que podemos regalar a alguien es el tiempo

1.2.- Dedico tiempo para hacer nuevos amigos
Otra cosa importante en la vida de Jesús es que él también invirtió tiempo para hacer nuevos amigos. No solo invirtió tiempo con sus discípulos, los más cercanos, sino que también dio tiempo para conocer otras personas.
Lucas 19:5  Llegando al lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: —Zaqueo, baja en seguida. Tengo que quedarme hoy en tu casa.
En esta ocasión Zaqueo solo quería ver a Jesús. Pero Jesús suspende su apretada agenda para pasar tiempo en la casa de Zaqueo. Esto impactó tanto a Zaqueo que este cambió su vida.  
Juan 4:1 Cuando el Señor supo que los fariseos habían oído decir: «Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan»
4:2 (aunque en realidad Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),
4:3 salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea.
4:4 Le era necesario pasar por Samaria,
4:5 así que fue a una ciudad llamada Sicar, la cual está junto a la heredad que Jacob le dio a su hijo José.
4:6 Allí estaba el pozo de Jacob, y como Jesús estaba cansado del camino, se sentó allí, junto al pozo. Eran casi las doce del día.
4:7 Una mujer de Samaria vino a sacar agua, y Jesús le dijo: «Dame de beber.»

Jesús invirtió tiempo para sentarse en un pozo para conversar con la mujer Samaritana. Nos dejó grandes enseñanzas y también cambió la vida de esta mujer.

¿Nosotros invertimos tiempo para conocer nuevos amigos?

¿Estamos dispuestos a cambiar nuestra agenda para atender las necesidades de alguien o solamente para pasar tiempo con alguien?
Incluso en nuestra vida de Evangelismo es muy importante dedicar tiempo para las otras personas.  

2.- Jesús se preocupó por sus necesidades
Jesús es el mejor ejemplo de dar.  Toda su vida fue guiada por la compasión

2.1.- Necesidades espirituales
Mat 9:36 Al ver las multitudes, Jesús tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor.

Jesús miró a la gente y lo primero que vio es que estaban descarriadas y necesitaban dirección. Por eso gran parte de su vida se dedicó a la enseñanza, a darles a conocer la Palabra de Dios.
15:15  Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.
Jesús sabía que esa era la necesidad más grande “No solo de pan vivirá el hombre”.
Pensemos en nuestra vida. Jesús se preocupó de que sus amigos conozcan a Dios.
¿Nos preocupamos de que nuestros amigos conozcan a Dios?
Si tenemos amigos que no son cristianos ¿En realidad creemos que estamos siendo buenos amigos si no les estamos hablando de Dios?
¿Cuando tenemos que dar un consejo lo hacemos de acuerdo a la Palabra de Dios?
Eso hace un verdadero amigo.   
Algo muy importante es que Jesús incluso muchas veces fue duro al dar a conocer ciertas verdades, cuando no le comprendían:
Lucas 9:41 Jesús dijo entonces: «¡Ay, gente incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo tendré que estar con ustedes y soportarlos? ¡Trae acá a tu hijo!»

Lucas 24:25 Entonces Jesús les dijo: «¡Ay, insensatos! ¡Cómo es lento su corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!

Jesús sabía confrontar cuando sus amigos estaban haciendo mal las cosas. Esto es algo muy duro dentro del tema de la amistad, cuando sé que mi amigo está haciendo las cosas mal, pero por temor no le digo nada.

Gal 6:1  Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado.
Gal 6:2  Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo

Pablo no nos dice que debemos ir a avisar al pastor.  Pablo nos enseña que en nosotros está la responsabilidad de restaurarlo. Con actitud humilde.
El hecho de que Jesús les haya dicho a sus discípulos “Insensatos y tardos de corazón” no quiere decir que usted vaya a decir así a su hermano. Jesús tenía toda la autoridad incluso moral.  Pablo nos anima a ser humildes porque nosotros también somos seres imperfectos. Pero es muy importante este tema de confrontar con la verdad.

2.2.- Necesidades físicas
El ministerio de Jesús fue caracterizado por milagros de sanidades. Se preocupó por lo enfermos, se preocupó por los hambrientos. Eso hace un buen amigo.
Y Jesús nos anima a nosotros también hacer lo mismo.
Mar 6:34  Cuando Jesús desembarcó y vio tanta gente, tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor. Así que comenzó a enseñarles muchas cosas.
Mar 6:35  Cuando ya se hizo tarde, se le acercaron sus discípulos y le dijeron: —Éste es un lugar apartado y ya es muy tarde.
Mar 6:36  Despide a la gente, para que vayan a los campos y pueblos cercanos y se compren algo de comer.
Mar 6:37  —Denles ustedes mismos de comer —contestó Jesús. —¡Eso costaría casi un año de trabajo! —objetaron—. ¿Quieres que vayamos y gastemos todo ese dinero en pan para darles de comer?
Mar 6:38  —¿Cuántos panes tienen ustedes? —preguntó—. Vayan a ver. Después de averiguarlo, le dijeron: —Cinco, y dos pescados.

En el contexto Jesús buscaba apartarse, pero la gente le seguía. En este caso Jesús enseña a preocuparse por las necesidades físicas de la gente. Si bien es cierto Jesús proveyó de una forma sobre natural, pero el mandamiento para ellos fue “denles ustedes de comer”. Y Dios hizo el milagro después de que ellos presentaron lo que tenían.
Cuando estamos dispuestos a dar lo poco que tenemos en las manos de Dios puede ser mucho.

 
3.- Jesús perdonó su imperfección
El ser humano es pecador. Como seres humanos siempre estamos ofendiendo a Dios todo el tiempo.  Pero el propósito de Jesús era al final de su vida morir en una cruz para ofrecernos el perdón de nuestros pecados.
Jesús en la cruz oró “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”

Juan 15:12  Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.
15:13  Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.

Jesús dio su vida por amor, para perdonarnos por nuestra maldad. Esto hace a Jesús el mejor amigo que se puede tener.
 
Hay una escena en los Evangelios que me impacta mucho
Mat 26:49  En seguida Judas se acercó a Jesús y lo saludó. —¡Rabí! —le dijo, y lo besó.
Mat 26:50  —Amigo —le replicó Jesús—, ¿a qué vienes? Entonces los hombres se acercaron y prendieron a Jesús.

Hasta al final el amor de Jesús buscaba el arrepentimiento de Judas.
Pensemos en nuestra vida. Hay amistades que se han arruinado por ofensas mucho menores.  Hay amistades de toda una vida que se han arruinado porque uno de los dos se ha negado a perdonar.  
Así como nos han fallado, así también nosotros hemos fallado. Pero el perdón es esencial en la vida cristiana, es esencial si queremos parecernos un poco más a Jesús.
Un buen amigo es un amigo que perdona.
Mat 18:21  Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?
Mat 18:22  —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces —le contestó Jesús—

Perdonar es algo que vamos a hacer toda nuestra vida si queremos parecernos a Jesús. Siempre entre amigos puede haber conflictos, pero en Jesús siempre hay reconciliación

Conclusión
Jesús es el mejor modelo de todo lo que puede ser un mejor amigo. Le gusta pasar tiempo con nosotros, se preocupa de nuestras necesidades y perdona nuestra imperfección. Pero es importante plantearnos dos preguntas: ¿Buscamos en nuestra vida nosotros también ser los mejores amigos de Jesús? Y ¿Nos comportamos con nuestros amigos de la manera en la que Jesús se comporta con nosotros?
Seamos buenos amigos. 

Hugo Vásquez

Escucha la predicación en audio 
 


Sígueme:

 siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario