miércoles, 1 de febrero de 2017

CURSO DE ISAÍAS - LECCIÓN 15 - CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA



7.5- Cielos nuevos y tierra nueva 


Isa 65:17  »Presten atención, que estoy por crear un cielo nuevo y una tierra nueva. No volverán a mencionarse las cosas pasadas, ni se traerán a la memoria.
Isa 65:18  Alégrense más bien, y regocíjense por siempre, por lo que estoy a punto de crear: Estoy por crear una Jerusalén feliz, un pueblo lleno de alegría.
Isa 65:19  Me regocijaré por Jerusalén y me alegraré en mi pueblo; no volverán a oírse en ella voces de llanto ni gritos de clamor.
Isa 65:20  »Nunca más habrá en ella niños que vivan pocos días, ni ancianos que no completen sus años. El que muera a los cien años será considerado joven; pero el que no llegue a esa edad será considerado maldito.
Isa 65:21  Construirán casas y las habitarán; plantarán viñas y comerán de su fruto. 


Isa 65:22  Ya no construirán casas para que otros las habiten, ni plantarán viñas para que otros coman. Porque los días de mi pueblo serán como los de un árbol; mis escogidos disfrutarán de las obras de sus manos.
Isa 65:23  No trabajarán en vano, ni tendrán hijos para la desgracia; tanto ellos como su descendencia serán simiente bendecida del SEÑOR.
Isa 65:24  Antes que me llamen, yo les responderé; todavía estarán hablando cuando ya los habré escuchado.
Isa 65:25  El lobo y el cordero pacerán juntos; el león comerá paja como el buey, y la serpiente se alimentará de polvo. En todo mi monte santo no habrá quien haga daño ni destruya», dice el SEÑOR.

En este pasaje nos encontramos con una declaración acerca de un reino futuro en donde Dios formará un Nuevo Cielo y Nueva tierra.  Podemos comprender claramente que se trata del reino de Dios al final de los tiempos. Y podemos compararlo con otros pasajes en los que se repite la misma frase “Cielos Nuevos y Tierra Nueva”

Al compararlo con Apocalípsis 21:1-5 podemos encontrar algunas similitudes pero también algunas diferencias:

21:1  Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar.
21:2  Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido.
21:3  Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios.
21:4  Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.»
21:5  El que estaba sentado en el trono dijo: «¡Yo hago nuevas todas las cosas!» Y añadió: «Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza.»

 Podemos notar que en los dos pasajes se menciona a una nueva Jerusalén en donde no habrá llanto ni dolor. Sin embargo también podemos notar algunas diferencias, como que en el reino que  Isaías nos presenta aparentemente todavía habrá muerte, y la gente todavía tendrá hijos.
Esto nos presenta algunas dificultades, ya que en Apocalipsis 21:4 se dice que no habrá muerte y Jesús nos dejó claro también en Mateo 22:30  que en la resurrección de los muertos nadie se casará, por lo mismo nadie tendrá hijos.
Es por esta dificultad que algunos han tratado de explicar que el reino que nos presenta Isaías es diferente al reino de Apocalipsis. Para comprender esto debemos analizar las diferentes teorías acerca del milenio:
Premileniarismo.-  Es la creencia de que luego de que Cristo regrese se instaurará un reinado terrenal de mil años.  Y luego de eso será el juicio final y el reino eterno.  
Esto en base al capítulo 20 de Apocalipsis.

Dentro de la posición premileniarista existen de dos tipos:

1.- Premileniaristas históricos.- Es una posición que ha existido desde casi el inicio de la Iglesia Cristiana. Especialmente por los cristianos de origen Judíos quienes esperaban que el Reino de Dios se realice aquí en la tierra.  La principal característica es que los mil años son simbólicos y no literales

2.- Premileniarismo dispensacional.- Como ya lo mencionamos esta es una posición reciente en la historia de la Iglesia y habla de mil años literales, solamente para el pueblo judío, en donde se restaurará el templo y los sacrificios

Desde esta perspectiva se puede explicar que Isaías 65 nos está hablando del reinado en el milenio y no del reinado eterno de Dios de Apocalipsis 21.

Como estudiantes de la Biblia tenemos que recordar que no se puede interpretar un pasaje de la Biblia apartado de lo que toda la Biblia nos enseña. Y en este caso, aparte de Apocalipsis 20, en ningún otro lugar de la Biblia se menciona un reino de mil años antes del reino eterno de Dios. Es más, para Jesús la historia solamente estaba dividida en dos eras. Esta era y la era venidera. Separadas por la resurrección de los muertos y la segunda venida de Jesús. Esto lo podemos ver analizando todas sus enseñanzas y parábolas, en donde es claro que cuando el venga resucitarán los muertos y se instaurará el reino eterno de Dios.  

Posmileniarismo.-  Es la creencia de que el milenio se instaurará en algún momento en la historia de la humanidad gracias a la evangelización y a los esfuerzos de la Iglesia y que posteriormente Jesús regresa para el Juicio Final.

Desde esta perspectiva el pasaje de Isaías 65 se refiere a algún momento antes del regreso final de Jesús en el que la tierra ya está caminando a la perfección gracias a los esfuerzos de la Evangelización. 

Tenemos que reconocer que esta interpretación también tiene algunas dificultades con el resto de la Biblia ya que las palabras de Jesús mismo y sus apóstoles nos advierten que en los últimos tiempos las cosas se pondrían peor y no mejorarían.  Si no solo con el regreso de Cristo se establece el verdadero Reino de Dios.
Y además Isaías 65 nos muestra una restauración total no solo de la vida de los seres humanos sino también de la naturaleza, y esto solo es posible gracias a una intervención sobrenatural de Dios y no solamente por esfuerzos humanos.

Isa 65:25  El lobo y el cordero pacerán juntos; el león comerá paja como el buey, y la serpiente se alimentará de polvo. En todo mi monte santo no habrá quien haga daño ni destruya», dice el SEÑOR.



 Amileniarismo o milenio espiritual.-  Esta es la interpretación de que el capítulo  20 de Apocalipsis es un resumen de la Historia de la Iglesia, el milenio se refiere al tiempo en el que los cristianos que han muerto están en la presencia de Cristo esperando el día que el vuelva y se dé la resurrección y el juicio final.

Debemos considerar que esta perspectiva es consistente con la idea de dos eras. La actual y la era por venir. También es consistente con otros pasajes en las Escrituras en donde los cielos nuevos y la tierra nueva se refieren necesariamente al reino eterno de Dios:
Isa 66:22  »Porque así como perdurarán en mi presencia el cielo nuevo y la tierra nueva que yo haré, así también perdurarán el nombre y los descendientes de ustedes —afirma el SEÑOR—.

2Pe 3:12  y esperando ansiosamente la venida del día de Dios? Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas.
2Pe 3:13  Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia.

Pero entonces, sigue la inquietud, ¿por qué Isaías 65 nos habla todavía de muerte, la cual es una consecuencia del pecado de la humanidad? ¿Por qué se habla todavía de tener hijos?

Dentro de la perspectiva amileniarista podemos entender estos textos en dos sentidos:

1)      Se trata de un lenguaje figurado, es decir, son figuras literarias que usa Isaías para dar a entender realidades espirituales. No podemos entender estos textos en el sentido literal.

2)      Se trata de una percepción del panorama profético de Isaías en donde para el profeta no estaba claro la diferencia de tiempo entre la segunda y la primera venida de Jesús y en el relato del Reino de Dios están mescladas cosas del reino antes de la segunda venida.
 
En definitiva. Parece ser que Isaías utiliza comparaciones de la vida cotidiana del pueblo para darnos a entender la perfección y lo ideal que será el Reino de Dios. En donde no habrá más explotación de los poderosos a los más débiles ya que cada uno vivirá en su propia casa y ya no trabajará para enriquecer a otros, sino que cada uno comerá de su propia viña.
Y por último se nos presenta una naturaleza restaurada a la perfección en donde el lobo y el cordero pacerán juntos.   


Hugo Vásquez



Sígueme:

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario