martes, 28 de marzo de 2017

CURSO DE HISTORIA DE LA TEOLOGÍA - EL RENACIMIENTO DE LOS SIGLOS XII Y XIII

EL RENACIMIENTO DE LOS SIGLOS XII Y XIII


Pasada la edad de pobreza teológica de los primeros siglos de la edad media, llegamos al siglo XII en donde aparece un despertar en cuanto al pensamiento cristiano. Y aparecen muchos autores que aportaron mucho con el desarrollo de la fe.

Las características más importantes que renacieron en este tiempo fueron: El uso de la razón y la dialéctica (Tesis-Antítesis-Síntesis) para entender la fe.
También es importante conocer que en este tiempo nacen instituciones como la inquisición, las Universidades y se da el justificativo ideológico para las cruzadas. 


Anselmo de Canterbury
Anselmo es considerado por muchos como uno de los precursores de lo que posteriormente sería la teología Escolástica.
Una de las características principales de su método de razonamiento es primero plantearse una cuestión espiritual y posteriormente tratar de resolverla apelando solamente a la razón y no a las Escrituras. Esto lo hacía no porque no creyera en el valor de las Escrituras sino porque sus escritos estaban enfocados a rebatir los argumentos de los incrédulos a quienes pretendía demostrar la racionalidad de la fe cristiana.
Este debate entre fe y razón es lo que después tomaría más importancia en el tiempo de la escolástica.
Anselmo decía poder comprobar la existencia de Dios con el argumento de que si la mente humana es capaz de imaginar el ser superior en todo, bondad, existencia, etc. Esto es prueba de que este ser si existe, caso contrario ya no sería perfecto y no se lo podría imaginar.
Este argumento para muchos se lo consideró débil.  Hubo un monje llamado Gaunilo que decía que si uno imagina una isla perfecta en medio del océano esto no es prueba de que la isla exista, a lo que Anselmo respondía que la isla pertenece al género de cosas imperfectas, ya que sigue siendo creación.

La protesta Valdense
El grupo de los Valdenses, fundados por Pedro Valdo son considerados por muchos como los precursores de la reforma protestante, ya que desde el siglo XII ya proclamaban mucho de los principios después reclamados por la reforma de Lutero. Incluso iban más allá del gran reformador ya que estos no aceptaban el bautismo de infantes.
Los Valdenses fueron condenados por la Iglesia y por mucho tiempo fueron perseguidos por la misma.
La doctrina de los Valdenses se centraba en: El rechazo a las imágenes y a la veneración  de María y los Santos. En la autoridad final de las Escrituras sobre todo. En la aplicación literal del Sermón del Monte.  El rechazo del purgatorio, de las misas por los muertos, y de las indulgencias.

La inquisición
La inquisición como práctica de la Iglesia tuvo un progreso gradual, ya que desde tiempos antiguos lo que se podía hacer con los herejes era la excomunión, cuando el imperio se vio involucrado en la fe cristiana se podía aplicar el exilio, posteriormente el encarcelamiento o algún castigo físico conforme el poder secular lo ordene. Pero para el siglo XIII se oficializa la práctica de la inquisición al juzgar a los herejes y dejarlos en brazos de la ley civil, con una carta de “piedad” pero que solo era un formalismo porque el fin era la muerte inmediata del condenado.

Las órdenes mendicantes

Otro de los movimientos importantes del siglo XIII es el de las órdenes mendicantes. Que eran grupos de cristianos que tenían una vida acética pero a diferencia de los cristianos que se encerraban en monasterios ellos querían proclamar el evangelio en medio del pueblo. Esto les llevó a debates con el Vaticano, ya que los relacionaban con los Valdenses, pero al final aprobó a dos de estos grupos: Los predicadores de Santo Domingo fundados por Domingo de Guzmán, y los Hermanos menores de San Francisco, de quienes nos referiremos un poco más.
 La orden de los Hermanos menores de San Francisco, fundada por Francisco de Asís, fue un movimiento dedicado a predicar el total desapego de los bienes materiales, tanto que a la muerte de San Francisco este escribió en su testamento la petición de que los Franciscanos posteriores no acepten nunca el tener  propiedades privadas.  Pero con el tiempo mientras más aceptación tenía la orden se argumentó que la petición de San Francisco no tenía que ser una ley y poco a poco se les fue dando todo lo que necesitaban argumentando que era propiedad de la Iglesia y no de ellos en particular.

TOMAS DE AQUINO

 Uno de los grandes del pensamiento cristiano es sin lugar a dudas Santo Tomás de Aquino.
Para este tiempo ocurrió un fenómeno muy importante en el pensamiento cristiano que fue la introducción y rescate de la filosofía aristotélica. Y en especial Tomás de Aquino se caracterizará por el uso de este gran filósofo de la antigüedad. Y la mayoría de sus escritos son interpretaciones del aristotelismo.  Pero en este estudio nos vamos a basar más en su “Suma Teológica” debido a que el propósito de este curso es la historia de la teología más que de la filosofía.

La relación entre la teología y la filosofía
 Para Tomás existen dos clases de verdades, unas que pueden llegar a ser conocidas por el uso de la razón y otras que son inalcanzables a la misma y para eso se necesita la revelación.  Por consiguiente la filosofía es necesaria pero siempre necesitará de la teología para llegar más allá de lo que la razón humana alcance.

La existencia de Dios.
Para Tomás es necesario tratar de probar la existencia de Dios por esta razón el propone cinco vías para esto:
1.- La vía del movimiento. En el mundo hay cosas que se mueven, es decir pasan de la potencia al acto, entonces debe haber un motor universal, que cause el acto inicial.
2.- La vía de causa y efecto. Todo efecto es causado por algo, por tal razón debe existir una causa inicial para todos los efectos.
3.- La tercera vía es la de lo contingente y necesario. Todo objeto en el mundo es contingente, es decir que puede existir como no puede existir, pero el hecho es que existen por consiguiente esto no fuera posible si no existiera un ser no contingente, sino necesario.
4.- la vía de los grados de perfección. Todo ser es mejor que otro por ende debe existir un ser del cual se pueda decir que no hay nada mejor.
5.- El argumento Teleológico. Todo en el universo tiene un orden un propósito que no puede ser llevado por el mismo sino por una razón superior.   
Es importante afirmar también que aunque se pueda demostrar la existencia de Dios, para Tomás es imposible llegar a conocerlo completamente. Pero si existen grados de conocimiento, por eso algunas personas le conocen más que otras.
También Tomás distingue tiempo y eternidad en la existencia de Dios, ya que hablar de eternidad de Dios no es solamente decir que no tiene principio y no tiene fin. Sino que la eternidad de Dios significa que para él no hay un antes y un después.
Y la mejor manera de definirlo sería decir que Dios es el único ser en que su esencia es su propia existencia.


La Naturaleza del ser humano
Aquí Tomás se aleja del dualismo platónico que durante siglos dominó la teología cristiana y afirma que el ser humano es compuesto de alma y cuerpo pero de una manera indivisible, es decir el cuerpo no es un ser humano sin el alma, ni el alma es ser humano sin el cuerpo.
Por eso también argumenta que el alma no puede tener una forma física como muchos creían, ya que para él, el cuerpo es la forma del alma.

Sobre la Virgen María
Santo Tomás afirma un concepto que posteriormente se convirtió en dogma de la iglesia católica y es que a María no se la debe una adoración de latría sino una veneración de dulía,  pero más alta que a la de los santos y las imágenes por eso se le conoce como hiperdulía.
Pero contrario a lo que posteriormente afirmó la Iglesia oficial Santo Tomás no creía que María no heredó el pecado original, sino que afirmaba que la misma salvación de María fue por el sacrificio de Cristo.

Los Sacramentos
Para Santo Tomás los sacramentos son siete, como ya lo aceptaba la Iglesia tradicional, y tienen el poder de infundir lo divino en el creyente.
Con respecto a la comunión Santo Tomás acepta lo que se oficializo en el IV Concilio de Letrán y afirma que en el pan la sustancia del pan es cambiada por la sustancia del cuerpo de Cristo, conservando los accidentes del pan.  Y lo mismo pasa con el vino, por eso a esta doctrina se la conoce como transubstanciación.

INTENTOS DE REFORMA RADICAL
Como era de esperarse este progresivo alejamiento de la fe cristiana de su mensaje original provocó que muchos cristianos protestaran en contra del rumbo que estaba tomando la Iglesia y entre estos grandes pensadores, precursores de la reforma protestante del siglo XVI  tenemos a Wyclif, Hus.

Juan Wyclif
Fue un gran pensador que dedico su vida a atacar varias de las doctrinas de la Iglesia oficial. Wyclif afirmaba que la única autoridad para cuestiones de fe era la Biblia y que la tradición solo podía servir para interpretar la misma. También se manifestaba en contra del abuso desmedido en cuento a la autoridad y poder de la Iglesia.
Aún a pesar de su incesante ataque contra la Iglesia Wyclif pudo morir en paz, pero sus seguidores sufrieron persecución y muchos fueron quemados en la hoguera.  Posteriormente también se desenterró el cuerpo de Wyclif y fue quemado y arrojado al río.

Juan Hus

Fue un sacerdote seguidor de las doctrinas de Wyclif. Y aunque muchas veces fue llamado a defenderse en el concilio de Constanza pero al no retractarse fue quemado vivo. Dice la tradición que murió cantando los Salmos.
Los seguidores de Hus continuaron hasta el siglo XV, en donde posiblemente se unieron con los Valdenses y probablemente después adoptaron las doctrinas de la Iglesia protestante.



Consideraciones Generales

Como podemos darnos cuenta al finalizar la edad media vemos un resurgir del pensamiento cristiano, por ende los cuestionamientos a los postulados de la Iglesia Católica, todo esto fue dando el ambiente necesario para que estallara lo que se conoce como la época del renacimiento, con una de las principales características que fue la de la reforma protestante.

Hugo Vásquez



Sígueme:
siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario