miércoles, 5 de septiembre de 2018

NO CAIGAS EN LAS ADICCIONES - PRÉDICA PARA JÓVENES




Introducción
La vida cristiana es como una escalada a una montaña en donde a veces nos caemos. Hay algunas caídas más duras que otras. Yo en mi vida alguna vez caí en un abismo muy grande, de donde pensaba que no iba a poder salir. Aprendí a tomar alcohol desde que tenía 15 años.  Eso fue algo que cambió mi vida para mal. Dejé de ser un buen estudiante en el colegio. Dañé mi reputación, mis relaciones familiares Etc.  





El alcohol y las drogas están causando la caída de muchos jóvenes en nuestro tiempo.  
Existen diferentes tipos de drogas:
Ilegales: Estimulantes, alucinógenas
Legales: Alcohol, Nicotina
Legales con prescripción médica: Medicamentos Psicotrópicos
¿Cuáles son las consecuencias del abuso de sustancias?
·         Daña la vida estudiantil
·         Daña las relaciones familiares
·         Daña la salud
·         Se puede perder el sentido de la vida
·         Se vuelve esclavo de una sustancia
·         Por la adicción se puede caer en la delincuencia
·         Un ser humano puede llegar a denigrarse por consumir la droga

A veces sabemos las consecuencias negativas de las drogas, pero aun así buscamos convencernos de que no va a pasar nada malo.
Quiero compartir algunos consejos que la Biblia nos da al respecto:

1.- Cuida la imagen y semejanza de Dios
Gen 1:26  y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.

Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza, es decir lo hizo perfecto. Parte de la imagen y semejanza de Dios fue dañada por el pecado.
Parte también de la imagen y semejanza de Dios es la capacidad de razonar, de tener libertad para tomar buenas decisiones. El momento en el que estamos dominados por alguna sustancia psicotrópica perdemos la capacidad de razonar normalmente o de tomar buenas decisiones.

Pro 20:1  El vino lleva a la insolencia, y la bebida embriagante al escándalo; ¡nadie bajo sus efectos se comporta sabiamente!

Puede ser que a veces pensamos que somos muy sabios mientras estamos borrachos, pero si nos escucháramos en sano juicio sabremos que no hablamos racionalmente.  
Efesios 5:18  No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.  
¿Saben cuantas malas decisiones se han tomado por causa del alcohol?
Al contrario, debemos ser llenos del Espíritu de Dios, debemos dejar que quien controle nuestra vida sea Dios mismo.  Al tener una relación con Dios aprendemos a tener dominio propio
Cuando perdemos el dominio propio en nuestra vida es fácil caer en otras actitudes negativas
Gal 5:19  Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje;
Gal 5:20  idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos
Gal 5:21  y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Cuidemos la imagen y semejanza de Dios

2.- Cuida el templo del Espíritu Santo
1Co 6:19  ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños;

Cuando somos cristianos, es decir, cuando reconocemos a Jesús como el Señor y el Salvador de nuestras vidas, el Espíritu de Dios pasa a habitar en nosotros, nuestro cuerpo es un templo. Dice Pablo que ya no nos pertenecemos a nosotros. El alcohol, y las drogas no solamente dañan nuestra forma de pensar, sino también nuestra salud.
Tantos daños comprobados por el alcohol, a nuestro hígado, a nuestro cerebro. Muchas drogas matan neurotransmisores. La mariguana daña la memoria a corto plazo. El cigarrillo daña nuestros pulmones. Hay daños que tal vez no los sentimos inmediatamente, pero con el tiempo y con la edad nos pasan factura.
Debemos aprender a valorar nuestro cuerpo, y si somos cristianos debemos reconocer que Dios es el dueño de nuestro cuerpo.
Dañar el templo del Espíritu Santo también va a dañar nuestra relación con Dios

3.- Cuida tus relaciones familiares
Efesios 6:2  «Honra a tu padre y a tu madre —que es el primer mandamiento con promesa—  6:3  para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra.»

Dios ha puesto a nuestros padres también como una guía para que aprendamos a diferenciar el bien del mal. Muchas veces nuestros papás nos aconsejan por experiencia, y porque quieren lo mejor para nosotros.
Cuando nosotros desobedecemos, no estamos honrando a nuestros padres, y eso daña nuestras relaciones familiares. No podemos honrar a nuestros padres cuando permitimos que sufran al ver que nos arruinamos nuestra vida.  

Personalmente una de las cosas que mas lamento de todo el tiempo que dediqué al alcohol es el sufrimiento que causé a mis padres.   

4.- Cuida tu futuro
Jer 29:11  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el SEÑOR—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza

Dios tiene grandes planes para su futuro. Dios nos creó a todos con un propósito importante: Poder ser parte del Reino de Dios, poder servir a Dios, ganar a más personas para su Reino.
También en nuestra vida personal, Dios quiere lo mejor para nosotros, el problema es que nosotros a veces no elegimos lo mejor.

Pro 14:12  Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte.

Cuando decidimos vivir una vida conforme a nuestros caprichos y no conforme a la voluntad de Dios, el fin es muerte. Las adicciones como drogas y alcohol lo único que hacen es matarnos de a poco. Lo único que ganamos es arruinar nuestro futuro

Rom 6:16  ¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia.

Ustedes tienen todo el futuro por delante, para estudiar aprender más, y llegar a ser grandes profesionales, para conocer mejor a Dios, para servir a Dios.
A veces quisiera regresar el tiempo y no haber desperdiciado tanto tiempo en cosas que lo único que hacen es dañar nuestro futuro

5.- Si caíste Jesús te levanta 
Dios nos ama de tal manera que, aunque hayamos caído, el no nos deja en el suelo, él quiere levantarnos. Jesús murió en una cruz para pagar el precio de nuestros pecados, todos los pecados. Porque Dios no quiere que nadie se pierda, sino que todos se arrepientan.
Por medio de Jesús Dios siempre nos da una nueva oportunidad de hacer mejor las cosas.
En los años que me dediqué a estos vicios llegué a un punto en el que había perdido hasta el sentido de mi vida. En algún momento me di cuenta del daño que esto me estaba haciendo y muchas veces intenté dejar y no podía, perdí las esperanzas. Era esclavo del alcohol. Pero en algún momento llegué a la iglesia y conocí a Jesús. Comprendí que el único que podía cambiar mi vida era Jesús. Decidí entregarle mi vida a él. El hizo un milagro, me devolvió la libertad que había perdido.
Juan 8:32  y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres

Restauró las relaciones familiares, me dio un sentido a la vida.
No importa en donde hayamos caído, Jesús nos quiere levantar.
Si no hemos caído en esto de las drogas, oremos para que Dios nos guarde y nos libre de caer

Pro 23:26  Dame, hijo mío, tu corazón y no pierdas de vista mis caminos

Conclusión
Cuida tu relación con Dios. No hay nada mejor que vivir nuestra vida cumpliendo con el propósito para el que fuimos creados. No hay nada mejor que buscar a Dios desde los días de nuestra juventud.
Juan 10:10  El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia

Hugo Vásquez


Síguenos:

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

Apóyanos:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario