viernes, 1 de marzo de 2019

EL DESAFÍO DE AMAR COMO DIOS AMA - EL AMOR A LOS ENEMIGOS

Introducción


Cuando no era cristiano leía de vez en cuando la Biblia, en especial los Evangelios y en el Sermón del monte encontraba los mandamientos más desafiantes de Jesús. Yo admiraba a Jesús por sus enseñanzas, pero me parecían imposibles

Al amor a los enemigos es uno de los desafíos más grandes de la fe cristiana, pero es un mandamiento que debemos tomarnos enserio si Jesús es nuestro Señor


Mat 5:43  «Ustedes han oído que se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.
Mat 5:44  Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen,
Mat 5:45  para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos.
Mat 5:46  Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Acaso no hacen eso hasta los recaudadores de impuestos?
Mat 5:47  Y si saludan a sus hermanos solamente, ¿qué de más hacen ustedes? ¿Acaso no hacen esto hasta los gentiles?
Mat 5:48  Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto.


1.- EL CONSEJO DEL MUNDO (v43)
Mat 5:43 «Ustedes han oído que se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.

Jesús menciona un dicho que probablemente era muy común dentro de su cultura. Es posible que esto era enseñado incluso por los maestros de la ley.
Ya que la ley de Dios en el Antiguo Testamento mencionaba la primara parte del dicho que dice: “Ama a tu prójimo”
Levítico 19:18 dice:

»No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el SEÑOR.

Pero entonces tal vez muchos de los maestros de la ley dedujeron: “si solamente tengo la obligación de amar a mi prójimo, entonces tengo toda la libertad de odiar a mis enemigos”
Y teniendo en cuenta que para el pueblo de Israel un prójimo era solo un Israelita ellos pensaban que tenían la libertad de odiar a cualquier miembro de las otras naciones.

Pero estaban totalmente equivocados ya que en Levítico 19:33-34 dice:
19:33 »Cuando algún extranjero se establezca en el país de ustedes, no lo traten mal.
19:34  Al contrario, trátenlo como si fuera uno de ustedes. Ámenlo como a ustedes mismos, porque también ustedes fueron extranjeros en Egipto. Yo soy el SEÑOR y Dios de Israel.

Que equivocados estaban en aquel tiempo todos aquellos que decían “ama a tu prójimo y odia a tu enemigo”
En la parábola del Buen Samaritano Jesús deja claro que no hay escusas para no amar, aun cuando el intérprete de la ley queriendo justificarse le dijo: “Pero ¿quién es mi prójimo?”

Pensemos en el mundo actual. El consejo del mundo es el mismo. “Ama a tu prójimo” Es decir, a tus familiares, a tus amigos, a tu círculo más cercano.

Pero si alguien te hace daño, véngate, desquítate, devuelve mal por mal. Esa es la voz del mundo. Esa es la voz de nuestra sociedad que nos dice que, si un extranjero cometió un asesinato, nosotros tenemos el derecho de vengarnos en contra de todos los demás miembros de ese país.

El odio, la venganza, el rencor son los problemas más grandes de nuestra sociedad. Toda la violencia que podemos ver a gran escala nace primero en corazones que no saben perdonar.  En corazones que solamente han aprendido a odiar.

Pensemos en nuestro corazón ¿Tenemos también este principio de amar a nuestro prójimo y odiar a nuestro enemigo? ¿Pensamos que hay personas a quienes no tenemos la obligación de amar? Tal vez porque nos hicieron daño, ¿Pensamos que no se merecen nuestro amor?


2.- EL MANDAMIENTO DE JESÚS (v44)
Mat 5:44  Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen,

Mientras la voz del mundo dice: “Ama a tus amigos y odia a tus enemigos” Jesús dice “Amen a sus enemigos”
Y esto no solo es un consejo es un mandamiento.
“Yo les digo” es porque Jesús tiene toda la autoridad.
Podemos ver que la voluntad de Jesús es contraria a la voluntad del mundo.
¿A quién se refiere Jesús con nuestros enemigos? Es claro que un enemigo es aquel que nos hace daño, aquel que nos ha lastimado. Pero también Jesús se refiere a que debemos amar a todo aquel no forma parte de nuestro círculo más íntimo.
Debemos amar, al extranjero, a aquel que no conocemos, a aquel servidor público que no nos atendió amablemente. Al conductor que se nos atraviesa en la calle manejando.
En definitiva, Jesús nos pide no tener límites en el amor.
¿Existen personas a las que pensamos que no deberíamos amar?
Algo muy importante en este texto es que Jesús nos pide amar de forma práctica, es decir no solamente de labios para afuera, o como un sentimiento, sino haciendo cosas por las personas que nos han hecho daño

Mat 5:44  Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen,

Orar, es el primer paso, y el más importante de cambiar nuestro corazón con respecto a alguien que nos ha ofendido
Orar es un gran paso. Pero en el Evangelio de Lucas se amplia más las cosas prácticas que podemos hacer por las personas que nos han hecho daño

Lucas 6:27  »Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian,
6:28  bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan.
6:29  Si alguien te pega en una mejilla, vuélvele también la otra. Si alguien te quita la camisa, no le impidas que se lleve también la capa.
6:30  Dale a todo el que te pida, y si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames.
6:31  Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.

En definitiva, Jesús nos enseña a devolver el mal con bien.
Muchas veces pensamos que Jesús quiere solamente que no devolvamos mal por mal, pero el mandamiento es más activo, nos pide devolver con bien al mal. Y el apóstol Pablo nos enseña que eso incluso ayudará a que las personas que nos hicieron daño se avergüencen de su conducta

Rom 12:20  Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.»
12:21  No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

Jesús nos ha dejado este mandamiento, y él tiene toda la autoridad de decirlo porque él es nuestro Señor, pero también porque él mismo es el ejemplo de amor más grande que puede haber.

3.- EL EJEMPLO DE DIOS (v45)
Mat 5:45  para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos.

Lo que Jesús quiere decir es “para que se comporten como hijos de Dios”
Amar a nuestros enemigos es una evidencia externa de que somos hijos de Dios
 Si somos hijos de Dios buscaremos imitar a Dios
“De tal palo tal astilla”
Queramos o no, los hijos nos parecemos a los padres
Nos parecemos a nuestros padres por dos factores: Genéticos y educacionales
Como hijos de Dios, nos parecemos también por dos factores: él nos dio de su Espíritu, y al mismo tiempo podemos ver el ejemplo que Dios nos da

Dios es el que nos capacita para poder hacerlo
Los principios del Sermón del Monte se los puede vivir por la gracia de Dios
Por otro lado, también nosotros como hijos de Dios vemos el ejemplo de nuestro Padre

Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos
Jesús pone dos elementos de la naturaleza, que son parte de la gracia de Dios que es para con todos los seres humanos
El amor de Dios para con todos los seres humanos es la base que Jesús pone para que nosotros amemos a todos los seres humanos
Si nos ponemos a pensar en esto el ejemplo más grande de amor a los enemigos lo puso Jesús mismo
Rom 5:6  A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados.
5:7  Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena.
5:8  Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

Aun a pesar de que éramos enemigos de Dios él dio su vida por nosotros
Aún a pesar de que seguimos fallando a Dios él nos sigue perdonando 

Jesús oró por las personas que lo estaban lastimando “Señor perdónales porque no saben lo que hacen” Él tiene toda la autoridad de pedirnos orar por nuestros enemigos


Cuando alguien nos lastima nos hace daño tal vez nos ayude pensar que a esa persona Dios le ama y Dios quiere llevarle al arrepentimiento

Y tal vez Dios quiere usarnos a nosotros para lograrlo, por nuestro testimonio por como reaccionamos ante la ofensa o porque oramos por la persona que nos lastimó

El amor de Dios en nuestras respuestas puede cambiar corazones
El amor de Dios es una fuerza más poderosa que puede existir para cambiar el corazón del ser humano 

4.- EL DESAFÍO DE SER DIFERENTE (46-48)
Mat 5:46  Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Acaso no hacen eso hasta los recaudadores de impuestos?
Mat 5:47  Y si saludan a sus hermanos solamente, ¿qué de más hacen ustedes? ¿Acaso no hacen esto hasta los gentiles?
Mat 5:48  Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto.

El amor de Dios en nuestros corazones debe marcar una diferencia en el mundo, debe hacernos diferentes y eso es un desafío, el desafío de amar como Dios ama
“Si ustedes aman solo a quienes los aman, en qué se diferencian de los no cristianos”
“Si ustedes son amables solo con quienes son amables, en qué hacen la diferencia”
“Si ustedes hacen favores solamente a quienes les hacen favores cuál es la diferencia”

Como cristianos debemos marcar la diferencia, la gente debe identificarnos por nuestra forma de amar
Al final de todo esa es la meta de nuestra vida   
Mat 5:48  Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto.

El propósito de nuestra vida es imitar a Dios, y especialmente en lo qué más le caracteriza que es su amor
Si imitamos a Jesús en su amor lo estamos imitando en todo



Conclusión
Uno de los problemas más grandes del mundo es la falta de amor, pero no de un amor romántico o idealizado de las telenovelas o las películas
El mundo necesita el amor de Dios, el mundo está lleno de odio, de venganza, violencia, falta de perdón, rencor
A veces podemos pensar “pero yo no le hecho daño a nadie”
Sin embargo, la indiferencia ante las necesidades de los demás también es falta de amor
En definitiva, lo que el mundo más necesita es el amor de Dios y para eso estamos nosotros los cristianos para ser sal y luz en el mundo
Solo el amor de Dios puede cambiar el corazón del ser humano.

El amor a los enemigos puede ser uno de los desafíos más grandes de la vida cristiana, pero no estamos solos en esto, tenemos el Espíritu de Dios que nos capacita para poder ponerlo en práctica.

Vivimos en una sociedad que nos enseña que el amor debe estar limitado a nuestro círculo más íntimo, a nuestro amigos, familiares y personas cercanas. Sin embargo, Jesús nos enseña que el amor no tiene límites. El amor debe ser aún para con aquellos que nos ha hecho daño, aquellos que no conocemos, aquellos que pensamos que no se merecen nuestro amor. Eso es parte de seguir el ejemplo de Jesús. Ese es el desafío de amar como Dios ama.  

¿Sabías que?
El mandamiento de amar a los enemigos se encuentra directamente en Mateo 5:44; Lucas 6:27-28; 1 Tesalonicenses 5:15; 1 Corintios 4:12; Romanos 12:14,17,20.  Y en muchos más textos de manera indirecta.

Hugo Vásquez

Vídeo de la Prédica 




Síguenos:

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter

Apóyanos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario